Borrar
La Audiencia Provincial ha señalado el juicio para el día 11.
A juicio por desnudar a una joven en un callejón de Salamanca e intentar violarla

A juicio por desnudar a una joven en un callejón de Salamanca e intentar violarla

El fiscal le pide 3 años de prisión y 3.000 euros de indemnización, además de otras penas accesorias. Los hechos habrían tenido lugar en diciembre de 2021 tras conocerse por Facebook

M. C.

SALAMANCA

Domingo, 3 de marzo 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado para el próximo día 11 el juicio contra R.G.G., acusado de un intento de agresión sexual a una joven con la que chateó unas cuantas veces a través de Facebook y tras quedar con ella, la abordó en un callejón, la obligó a arrodillarse y trató de violarla sin conseguirlo. La Fiscalía le acusa de un delito de violación en grado de tentativa por el que le pide una pena de tres años de prisión.

El Ministerio Público le pide además una medida de alejamiento e incomunicación con la perjudicada y una medida de libertad vigilada consistente en participación en programas de formación sexual, así como inhabilitación especial para profesión u oficio que tenga contacto con menores por un tiempo superior en 5 años a la pena de prisión impuesta. Por último le reclama 3.000 euros por daño moral a la afectada.

Los hechos de los que se le acusa se remontan al mes de diciembre de 2021. Según relata el fiscal en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso LA GACETA, la víctima tenía 32 años de edad y contactó con R.G.G. a través de la red social Facebook.

Después de algunas breves conversaciones, ambos quedaron en verse en persona el día 8 de diciembre por la tarde en Salamanca capital, ella le propuso que tomaran algo a lo que él respondió que no porque tenía prisa, de manera que fueron andando un rato.

Al llegar a un callejón, el acusado se quitó una mochila y se bajó de un patinete que portaba, tras lo que le dijo a la chica que quería besarla, a lo que la chica se opuso. Lejos de desistir, señala el fiscal, el acusado dio entonces la vuelta a la joven a la que puso de espaldas y obligó a arrodillarse. Luego le bajó por la fuerza el pantalón y la ropa interior y él hizo lo propio y trató de consumar el acto allí mismo sin conseguirlo.

Ante ello, el acusado le dijo a la chica, que le insistía en que ella no quería hacer esas cosas, que se pusiera de frente para intentarlo de nuevo, ante lo que ella se subió la ropa y se marchó corriendo.

La joven contó lo ocurrido a sus compañeras de piso y el día 10 de ese mismo mes, apenas dos días después, denunció lo sucedido ante la Policía.

Señala el fiscal en su calificación provisional que R.G.G. fue condenado en tres ocasiones en el año 2010 por delitos de robo con intimidación y quebrantamiento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios