29 noviembre 2021
  • Hola

El esperado juicio por el accidente mortal de Galisancho, este lunes

Cuatro amigos de Alba de Tormes fallecieron y el joven que conducía el vehículo rinde cuentas ante la Audiencia Provincial

18 oct 2021 / 17:38 H.

“Un escenario dantesco”. Así definió entonces la Guardia Civil la escena encontrada en Galisancho el 21 de julio de 2019 tras el brutal accidente que acabó con la vida de cuatro amigos de Alba de Tormes quienes, en compañía de otros dos, viajaban en un vehículo de vuelta a casa tras una noche de fiesta.

El conductor, que se salió de la carretera en una curva y dio varias vueltas de campana, tendrá que rendir cuentas desde este lunes en la Audiencia Provincial, un esperado juicio que arrancará a partir de las 09.30 horas y en el que el joven tendrá la oportunidad de defenderse de los siete delitos que le acusa el Ministerio Fiscal. El Palacio de Justicia ha reservado para la vista dos sesiones —lunes y martes—, aunque se desconoce si finalmente será necesaria la segunda jornada.

En concreto, el joven de iniciales A.J.L. se enfrenta a un delito de conducción bajo la influencia de drogas tóxicas y alcohol, un delito de conducción temeraria, un delito de lesiones por imprudencia grave y cuatro delitos de homicidio por imprudencia grave. Por todos ellos, la Fiscalía le pide una condena de cerca de 8 años de prisión —casi la máxima que contempla la ley (9 años)—, 11 años sin conducir, y un total de 305.0000 euros en números redondos en concepto de indemnización a los familiares de las víctimas, siendo responsable directa la compañía aseguradora Mapfre y subsidiaria la propietaria del vehículo y madre del acusado.

Así, durante su declaración el joven de 29 años tendrá que explicar qué es lo que ocurrió esa noche, un relato que ya ofreció ante el juez instructor: “A partir de las cuatro de la mañana empiezo a tener flashes y ya no recuerdo nada”.

El accidente ocurrió a las siete y media en la DSA-130. Dos varones de 17 y 20 años fallecieron en el acto, una joven de 17 lo hizo camino al hospital y un chico de 19 murió horas después en la UCI. Viajaban seis en el vehículo y los supervivientes fueron el conductor y el copiloto.

Por el contrario, el abogado que defiende a A.J.L. pide su absolución al considerar que “no existe delito alguno” porque “no había bebido ni consumido drogas” y “no circulaba a velocidad excesiva ni negligente”. Y es que el letrado argumenta en su escrito de calificación que en este caso concurren “varios motivos de nulidad”, como el hecho de que “no existe garantías” de que la sangre y la orina analizada sea de A.J.L. y no haya sufrido contaminación.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png