Borrar
'El Pipe' ingresó de nuevo en prisión el pasado 25 de abril.
Camino del récord delictivo: 'El Pipe' suma otras tres condenas en tres meses por volver a Salamanca

Camino del récord delictivo: 'El Pipe' suma otras tres condenas en tres meses por volver a Salamanca

El archiconocido delincuente acumula de esta manera casi otros tres años de prisión

M. C.

SALAMANCA

Martes, 21 de mayo 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

F.S.S., el incorregible delincuente apodado como 'El Pipe', volvió a ser condenado a finales de a pasada semana y de nuevo por un delito de quebrantamiento. En apenas tres meses, desde el 29 de febrero hasta el 17 de mayo, acumula tres condenas que suman en total casi tres años de prisión -en la primera se le impusieron 12 meses de prisión, en la segunda 10 y en la tercera 11- y en todos los casos por incumplir la orden judicial que le impedía su estancia en Salamanca, informan fuentes del caso a LA GACETA. Una reiteración delictiva que le sitúa entre los delincuentes más contumaces a día de hoy en Salamanca.

'El Pipe' se sentó el pasado día 9 en el banquillo de acusados del Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca. Lo hizo procedente del centro penitenciario de Topas donde ingresó de nuevo el pasado 25 de abril, tras ser arrestado con motivo de una reclamación judicial.

Lejos de aceptar el acuerdo que se le ofreció ese día para una posible rebaja de la pena por cada uno de los dos delitos de quebrantamiento de los que se le acusaba, Él Pipe' decidió mantener su inocencia, señalando que no le había sido notificada la orden de prohibición de entrar y permanecer en Salamanca, «es todo mentira», mantuvo.

«Si me tengo que ir... si no tengo dinero, me vais a obligar a robar». De esta manera se despidió del Juzgado de Guardia con motivo de su última detención tras ser detectado en la calle Cruz Roja de la ciudad pese a la orden de destierro. Fuentes del caso señalaron entonces a este diario que una vez más durante su paso por dependencias policiales y judiciales, donde no negó que hubiera incumplido el alejamiento pero aseguró que lo había hecho para visitar a su hermano enfermo.

Poco tiempo antes de reingresar en prisión el pasado mes de abril, por Semana Santa, 'El Pipe' volvió a Valero, tras otra estancia en la cárcel. No se trata de su pueblo natal, señalan fuentes vecinales, pero sí de donde desciende su familia que todavía conserva la propiedad de la vivienda de su abuela, que en paz descanse. Una vivienda medio derruida, difícilmente habitable, señalan los vecinos, pero en la que estuvo viviendo ese tiempo hasta que, para alivio de los vecinos, aseguran, volvió a ingresar en prisión.

Y es que a su historial plagado de antecedentes, se une el hecho de que el vecindario sospecha que ha tenido que ver en la desaparición de un perro, pequeño pero de raza, de uno de ellos; la sustracción de una cartera con alrededor de 400 euros a unos obreros y numerosos hurtos como el de una bicicleta de un niño, una gorra, unas zapatillas y hasta la ropa de los tendederos de múltiples vecinos.

Sustracciones oportunistas pero frecuentes que, según comentan, les ha llevado durante su última estancia en Valero a extremar las precauciones. Tanto es así que, aseguran, se han visto obligados a cerrar la puerta con llave cada vez que se ausentan de sus domicilios, por poco tiempo que fuera o a prestar mayor atención a las salidas y vueltas a casa de sus hijos menores para evitar que pasasen un mal trago si se lo encontraban,

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios