23 mayo 2022
  • Hola

A juicio en Salamanca por besar y tocar a su hijastra y hacerle creer que así ‘se vería más bonita’

La Fiscalía le pide 5 años de cárcel por abuso sexual continuado cuando la niña tenía 13 años

03 nov 2021 / 08:17 H.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado para este mes el juicio contra otro presunto depravado sexual que en sede judicial ha reconocido que besaba y tocaba en sus zonas íntimas a la hija de su pareja, cuando tenía 13 años y a la que crió como si fuera su propia hija desde que tenía 3.

Según ha asegurado el acusado, lo hacía porque la pequeña le insistía en que lo hiciera. Según mantiene el fiscal, lo hacía prevaliéndose de su situación por la relación sentimental que le unía a la madre de la menor y haciéndole creer que si le dejaba hacerlo “se vería más bonita”. En cualquier caso, señala el fiscal, se trataría de un hecho condenable al tratarse de una niña de 13 años, cuando en España la edad mínima para consentir una relación sexual se sitúa en los 16 años.

El alto tribunal salmantino ha señalado el juicio para el próximo día 23, cuando el acusado, O.R.A.G., de origen sudamericano aunque con nacionalidad española, se enfrentará a cinco años de prisión que le pide el fiscal por un delito consumado y continuado de abuso sexual a persona menor de 16 años.

Los hechos se remontan al año 2020, cuando la niña tenía 13 años. Según recoge el fiscal en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso LA GACETA, O.R.A.G. convivía con su compañera sentimental y la menor, hija de esta y de una relación anterior, desde que tenía 3 años de edad, en un domicilio de la capital salmantina.

Así las cosas y prevaliéndose de la situación que le confería el mantener una relación sentimental desde el año 2009 con la madre de la menor y de que siempre había tratado a la pequeña como si fuera su propia hija, el acusado sometió a la menor a diversos actos de contenido sexual aprovechándose de su credibilidad y haciéndole creer que si le dejaba hacerlo “se vería más bonita”.

Entre otras cosas, el acusado la besó en los labios y también en sus partes íntimas, además de realizarle tocamientos y haciendo con sus palabras que también se los hiciera la niña a él. Hasta que el 3 de abril de 2020, sobre las cuatro de la tarde, señala el fiscal, O.R.A.G. fue sorprendido por su pareja sentimental y madre de la niña mientras abusaba de esta. Como consecuencia de ello, la adolescente presenta síntomas emocionales de ansiedad, precisando de atención psicológica.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito consumado y continuado de abuso sexual y solicita una condena al acusado de cinco años de prisión, siete años de libertad vigilada una vez cumplida la pena de prisión, así como una medida de alejamiento e incomunicación respecto a la menor y el pago de 10.000 euros de indemnización.

El artículo 183.1 del Código Penal señala: “El que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png