08 agosto 2022
  • Hola

Olvídate de estos alimentos si quieres tener buena memoria

Una mala dieta puede reducir nuestro poder de concentración, así como favorecer la aparición del Alzheimer u otras demencias

Madrid /
03 jul 2022 / 11:20 H.
Ver Comentarios

Muchas veces se relaciona comer mal a un aumento del peso, pero llevar una dieta incorrecta va mucho más allá. De hecho, tener una buena memoria también depende de cómo nos alimentemos en nuestro día a día.

Al fin y al cabo, el cerebro es el órgano más importante del cuerpo y por lo tanto necesita que le lleguen los nutrientes correctos. Por el contrario, una mala dieta provocará que tengamos menos memoria y concentración, e incluso puede favorecer la aparición del Alzheimer u otras demencias.

Por ese motivo, para no tener problemas al acordarnos de cosas, hay que olvidarse de ingerir los siguientes alimentos:

Alimentos ricos en grasas trans

Para disminuir el riesgo de sufrir Alzheimer, e incluso de un deterioro en nuestra salud a muchos aspectos, hay que evitar ingerir grasas trans, que son aquellas producidas industrialmente. Para ello, alimentos como la bollería y los ultraprocesados deben desaparecer de nuestras dietas.

A cambio, se recomienda consumir grasas saludables, alimentándose por ejemplo con aceite de oliva virgen extra, frutos secos, pescados grasos o aguacate.

Bebidas azucaradas

El exceso de azúcar tiene un efecto negativo en el cerebro, por lo que las bebidas azucaradas deben desaparecer de la dieta. Si no lo hacemos, se reducirá la memoria y el aprendizaje. Además, también aumentan el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiacas.

La mejor manera de sustituirlas es el agua, pero también se recomienda beber café o té, aunque sin añadirles azúcar. No en vano, estos dos últimos no solo nos mantienen hidratados, sino que también ayudan a mejorar la concentración.

Carbohidratos refinados

Ya ha quedado claro que el azúcar añadido es malo. Y este no deja de ser un carbohidrato refinado, como la harina blanca, que aparece en preparaciones como el pan o la pasta.

Estos alimentos disparan los niveles de azúcar en la sangre y se recomienda que su espacio en nuestra dieta lo ocupen verduras, arroces u otras harinas integrales.

Alimentos ultraprocesados

Si mezclamos los tres productos anteriores, surgen los alimentos ultraprocesados, que están asociados a un daño del tejido cerebral. Por ese motivo, debemos evitar comer patatas fritas industriales y bollería industrial.

En su lugar, habrá que consumir alimentos naturales, ya sean de origen vegetal o animal. Es decir, aquellos en los que la mano del hombre haya afectado del menor modo posible.

Alcohol

Y como no podía ser de otro modo, el alcohol es otro alimento muy perjudicial para la salud neuronal. Si una noche de excesos puede dejarnos lagunas en la memoria, un consumo habitual es capaz incluso de reducir el volumen cerebral. Y eso también implica una menor capacidad de concentración.

En este caso, el alcohol no debe aparecer en nuestra dieta y por lo tanto no se sustituye por otros alimentos. Como ya se dijo antes, en caso de tener sed, hay que beber agua, café o té.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png