20 julio 2019
  • Hola

Los tipos de dolor de espalda por los que debes acudir al médico

A pesar de que se trata de un dolor muy común, no siempre es inofensivo para el organismo

21 abr 2019 / 10:07 H.

Una de cada ocho personas se ven afectadas por dolores en la zona baja de la espalda con frecuencia. El dolor de espalda es muy frecuente en toda la sociedad y, a pesar de que no suele ser un motivo para preocuparse en exceso, existen determinadas situaciones a las que conviene prestar más atención. El catedrático de Cirugía ortopédica y director de traumatología vertebral del Cedars-Sinai Spine Center de Los Ángeles, Neel Anand, ha explicado en una entrevista concedida al ‘Huffington Post’, algunos detalles desconocidos sobre los dolores de espalda comenzando por aclarar que el 80% o 90% de los dolores lumbares que suelen darse son inofensivos.

La acción común para tratar un dolor de espalda moderada es el reposo, en ocasiones combinado con antiinflamatorios, y también es recomendable aplicar frío en la zona para tratar de acabar con la molestia. Sin embargo, existen algunas ocasiones en las que es fundamental acudir al médico ya que este se podría tratar de algo más grave. Estos son algunos casos de dolor lumbar que no deberías ignorar.

ACOMPAÑADO DE FIEBRE

Podría ser señal de que te ocurre algo más grave cuando el dolor de espalda viene acompañado de fiebre, señala el experto añadiendo que se trata de “casos extremadamente raros” y de que “la fiebre puede haber sido causada por otras múltiples razones”. Sin embargo aclara que podría tratarse de algo más grave como una infección y que “cuando aparece con dolores de espalda continuos, hay que preocuparse por un posible absceso epidural”.

ACOMPAÑADO DE DOLOR EN LA PIERNA

Cuando se experimenta un dolor que recorre desde la nalga hacia la pierna y que además va acompañado de un cosquilleo o debilidad en la extremidad, podría ser motivo de preocupación. Esto se trata de una señal que emite el cuerpo que indica que un nervio -o grupo de nervios- están pinzados. Según indica Anand, puede estar causado por herinas discales, por un espolón óseo o por estenosis y por ello es recomendable acudir a un especialista.

CERCA DEL CUELLO

El experto asegura que “mucha gente” cree que sufre dolores en la espalda alta (bajo el cuello) y sin embargo no es así. “Ese dolor procede del cuello y es diferente”, explica añadiendo que “se encuentra en la médula espinal” y “es una extensión directa del cerebro”. Por ello si se experimenta un dolor en esta ‘espalda alta’ acompañado de cosquilleo o debilidad en las manos, así como no caminar estable, puede indicar que algo no está bien en la médula espinal.

ACOMPAÑADO DE PÉRDIDA DEL CONTROL DE LA VEJIGA

Debes ir al médico si además de sufrir dolor de espalda te percatas de que la regulación de la vejiga o los movimientos intestinales te resultan más difíciles. Anand detalla que esto significa que “algo pasa en la médula espinal” y que se podría tratar de “una lesión que te está comprimiendo los nervios hasta el punto de afectar los nervios de la vejiga y de los intestinos” detallando que esto causa una “parálisis temporal”. Se trata de un detalle que no se debe dejar pasar porque si este nervio pasa demasiado tiempo comprimido “puede ser complicado que recupere su funcionalidad normal”.