26 septiembre 2022
  • Hola

Consejos para no sufrir una de las infecciones más comunes del verano

El periodo estival con su calor, la humedad, los baños en piscinas o el mar... puede ayudar a incrementar la aparición de esta infección

Madrid /
16 ago 2022 / 12:03 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La cistitis es una infección urinaria que, sobre todo, padecen las mujeres, al menos una vez en su vida. Suele ser muy incómodo y algo doloroso. Pueden sufrirlo también los hombres aunque en el caso de las mujeres es más común.

La Cistitis - Infección urinaria la causan bacterias que provocan que se tenga que ir al baño varias veces y que cause escozor y ardor al evacuar. A veces, cuando la infección está más avanzada, se puede encontrar sangre en la orina.

Aunque las razones por las que se produce este tipo de infección son muy variadas, las principales son los pobres hábitos de higiene, la alteración de la flora vaginal por el uso de anticonceptivos, la práctica de relaciones sexuales, la resistencia a los antibióticos o una mala curación de una cistitis anterior.

Hay que tener en cuenta que, cuanto más se lave la zona íntima, más afecta a la flora vaginal. Así que, no hay que volverse obsesos, sino ser equilibrados. Limpiar bien cada vez que se va al baño y evitar productos que puedan irritar la zona.

La bacteria conocida como E.coli es la principal causante de que la cistitis se desarrolle. Entra en la uretra y empieza a expandirse hasta crear la infección. Hay que tener mucho cuidado porque, si la infección es grave, puede afectar a los riñones.

Otras causas para la aparición de una infección urinaria puede ser por padecer enfermedades como la diabetes, utilizar un diafragma, defectos en la vejiga y también puede aparecer durante el embarazo y la menopausia. En el caso de la infección en hombres, puede venir causada por problemas en la próstata.

El verano puede incrementar la aparición de esta infección ya que el uso de bañadores mojados, la humedad y la sudoración durante la época estival favorecen la proliferación de este germen en la zona urogenital. Por eso, es recomendable no permanecer durante largos periodos de tiempo con el bañador mojado y controlar la sudoración excesiva en las partes íntimas.

Así como también tomar un litro y medio de agua diario, evitar retener la orina, extremar las medidas higiénicas (más aún se si practican relaciones sexuales usualmente) con la limpieza de las zonas íntimas, evitar el uso de jabones aromatizados, champús, desodorantes íntimos, sales de baño, compresas aromatizadas y otros productos que puedan irritar la uretra y acudir al médico tan pronto como se sienta presión en la pelvis, escozor al orinar, un aumento de las micciones, orinas de color intenso o dolor al mantener relaciones sexuales, son algunas de las medidas a llevar a cabo para prevenir la cistitis en verano.

El resto del año también se debe procurar cuidarse ante esta infección, por lo que algunos consejos más generales son:

- Beber, al menos, 1’5 litros de agua diarios. Al tratarse de una infección del tracto urinario, no existe nada mejor que ingerir líquidos.

- Orinar cada 2-3 horas, con el fin de evitar que las bacterias proliferen en la vejiga y las vías urinarias, y, también, antes y después de mantener relaciones sexuales.

- No llevar prendas demasiado ajustadas y utilizar ropa íntima de algodón. Ambas acciones favorecen la transpiración y evitan que la zona esté húmeda y acumule bacterias.

- A la hora de la ducha, emplear un gel de higiene íntima que respete y equilibre la flora vaginal, como es el caso del nuevo gel Chilly 3.5, que además aporta un extra de protección y cuidado gracias a su pH.

- No realizar duchas vaginales. Pueden modificar el pH de la vagina y hacer que proliferen las bacterias y que la zona íntima esté más desprotegida.

- Para conseguir una limpieza extra y una mayor sensación de higiene cuando nos encontramos fuera de casa, es recomendable utilizar toallitas de higiene íntima.

- Si las infecciones aparecen durante el periodo menstrual, evitar el uso de tampones y cambiar las compresas o salvaslips a menudo.

- En cuanto a la alimentación, incrementar la ingesta de verduras, frutas y alimentos ricos en fibra, que ayudan a evitar el estreñimiento. También se recomienda el consumo diario de arándano rojo, conocido por evitar que las bacterias se adhieran a las vías urinarias

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png