Borrar
La venezolana Tatiana Brito.
Limpiadora tres horas al día pese a ser licenciada pero contenta por haber dejado atrás Venezuela

Limpiadora tres horas al día pese a ser licenciada pero contenta por haber dejado atrás Venezuela

Hace dos años que dejó su país y no se arrepiente, pero Tatiana Brito y su marido no han podido aún homologar sus títulos universitarios

Martes, 7 de mayo 2024, 12:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Le cuesta mucho llegar a final de mes y aún así no se arrepiente de haber abandonado Venezuela hace ya dos años. Solo el alquiler de su vivienda se lleva casi el 54% del dinero que su marido y ella ingresan cada mes y el resto se les va en comida para ellos y su hija adolescente. Ambos son licenciados en administración de empresas, pero sus títulos en España, de momento no valen nada hasta que consigan sus notas certificadas y los documentos que se exigen para homologarlo. Pese a tener una carrera universitaria, Tatiana Brito, que abandonó Venezuela hace dos años, ha tenido que examinarse en España para que le reconozcan el título de la ESO. Trabajaba como dependiente de una tienda de zapatos cubriendo una baja de maternidad, pero el pasado abril se acabó la sustitución y tuvo que iniciar de nuevo la búsqueda laboral. Fue hace poco más de una semana cuando consiguió otro empleo que, dadas sus estrecheces económicas, no puede rechazar. Ahora, trabaja tres horas al día como limpiadora de un establecimiento de comida rápida. Si supera el periodo de prueba será indefinida. Por su parte, su marido trabaja media jornada como empleado de mantenimiento de un hotel, trabajo que compatibiliza con un curso que le permita obtener un trabajo a jornada completa.

«No para nada, no me arrepiento de haberme venido. La situación de mi país no te daba ninguna oportunidad de seguir creciendo y todo lo que ganabas se te iba en comprar comida. Teníamos piso pagado y coche propio. No le debíamos a nadie, pero no todo es dinero. También está la calidad de vida y la tranquilidad. La situación que se vive allí te obliga a tomar esta decisión», apunta Tatiana. Insiste en que la inseguridad fue también un factor determinante que le llevo a mudarse a España, pensando principalmente en el futuro de su hija.

«Ahora mismo nos da para pagar el alquiler y la comida. Mi esposo se está formando para poder trabajar a jornada completa», explica esta mujer de 44 años, cuya familia ha recibido apoyo del Servicio de Empleo de Cruz Roja, pero que ahora mismo está a la espera de poder homologar su título para acceder a ofertas laborales dirigida a la profesión en la que se licenció.

Su contrato de tres horas como limpiadora figurara en la Seguridad Social como una de las nuevas afiliaciones de trabajadores indefinidos que se registraron el pasado mes. Pese a que no llega a ser ni una media jornada, ofrece, una vez superado el periodo de prueba de 45 días, una mayor estabilidad que el 60% de los nuevos afiliados que se dan de alta en Salamanca, y que son de formación y prácticas o fijos discontinuos. De hecho, tras el de camarero, el de limpiadora es el más común entre las nuevas contrataciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios