Borrar
Las excavadoras separan los escombros que aún quedan tras el derribo del Hospital Clínico. LAYA
Los servicios del nuevo edificio del hospital que dispararán su capacidad asistencial

Los servicios del nuevo edificio del hospital que dispararán su capacidad asistencial

Los futuros bloques K y L del Complejo Asistencial serán mucho más que un recinto de consultas externas. Ocho niveles para alojar más hospitales de día, procedimientos mínimamente invasivos y estudios diagnósticos

Javier Hernández

Salamanca

Viernes, 26 de mayo 2023, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los futuros bloques K y L del Hospital de Salamanca, que se levantarán sobre el solar que ha quedado tras el derribo del Clínico, van a ser mucho más que un 'edificio de consultas', como se les viene denominando desde hace años.

Sus ocho niveles -dos sótanos, planta baja y cinco alturas- van a albergar casi 300 estancias en la que, evidentemente, habrá consultas, pero también se crearán gabinetes para la realización de estudios diagnósticos, salas de curas y técnicas mínimamente invasivas, laboratorios, hospitales de día y, en general, todos los servicios ambulatorios que a día de hoy se reparten entre el Virgen de la Vega, edificio Materno-Infantil y viejo ambulatorio.

El Hospital de Salamanca y la Consejería de Sanidad llevan meses 'dibujando' el reparto de espacios y ya existe una propuesta en firme de distribución que, salvo retoques de última hora, será la que se lleve a efecto. En este nuevo plan hay dos servicios hospitalarios que son los que más cambio van a notar cuando se complete la construcción: Psiquiatría y Microbiología.

Al poco tiempo de inaugurarse el nuevo Hospital de Salamanca se corroboró que el espacio que en 2012 se ideó para los laboratorios se había quedado pequeño. Desde que se presentó el plan funcional -hace ya más de diez años- la cartera de servicios del Hospital de Salamanca ha seguido creciendo. Se han incorporado nuevas técnicas que, a su vez, requieren de nuevas máquinas. Al mismo tiempo, los dispositivos son cada vez más grandes y el espacio actual es insuficiente para contener toda la tecnología de análisis y laboratorios que posee el Complejo Asistencial de Salamanca.

De hecho, el servicio de Microbiología -que durante la pandemia incorporó modernos robots para multiplicar su capacidad de realizar pruebas PCR- ha tenido que repartir sus equipos entre el laboratorio unificado del nuevo Hospital y las antiguas instalaciones del Virgen de la Vega. Para poner fin a esta separación de un mismo departamento se reservará en el futuro bloque una nueva zona de laboratorios que se ubicará en la tercera planta del nuevo bloque, porque justo a esa altura conecta con los ya existentes -en los edificios I-J, y supondrá un incremento de 750 metros cuadrados.

Área de psiquiatría

Por su parte, la futura área de Psiquiatría -estará en la planta 2ª- contará con cuatro dispositivos diferenciados: un Hospital de Día para adultos, un Hospital de Día infanto-juvenil (que justo ahora empieza a funcionar en el Virgen de la Vega), una Unidad de Trastornos de la conducta alimentaria y la Unidad de Alcoholismo. Esta distribución tampoco estaba contemplada en el plan funcional de 2012, sino que ha sido diseñada por la actual Consejería de Sanidad con el fin de integrar la atención psiquiátrica en la actividad ambulatoria al mismo nivel que el resto de especialidades.

El nivel más bajo, el sótano 2, se dedicará a las instalaciones, mientras que el sótano uno y la planta 5 se utilizarán preferentemente para servicios administrativos y de gestión. Allí se ubicará a los sindicatos, nuevas salas de reunión, dormitorios para los profesionales de guardia. También se destinará un espacio en el sótano 1 al Centro de Hemodonación, que no dispone de un espacio específico en el Hospital Universitario y actualmente funciona en el Virgen de la Vega.

Para la actividad ambulatoria se utilizarán los niveles que van del 0 al 4 y allí se ubicarán 28 servicios ambulatorios y tres unidades de atención especializada vinculadas a Enfermedades Infecciosas (Medicina Interna), Unidad del Dolor (Anestesiología) y Unidad de Disfagia (Otorrinolaringología).

El futuro bloque también será el nuevo hogar del IBSAL, que instaurará su sede en la planta 0 y contará con salas alternativas para la celebración de reuniones y actos numerosos.

Respecto a las áreas de pacientes, se han diseñado salas de espera que oscilan entre los 20 y los 60 metros cuadrados, además de los aseos generales y los específicos para personas con problemas de accesibilidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios