Borrar
Un trabajador del servicio de mantenimiento de jardines. ALMEIDA
El segundo verano de la década en el que más empleo se destruyó

El segundo verano de la década en el que más empleo se destruyó

Preocupación empresarial ante la incertidumbre política, la subida de costes y un mercado laboral estancado

Miércoles, 4 de octubre 2023, 11:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tres meses consecutivos de aumento del paro convierten al que acaba de terminar en el segundo peor verano de la década en lo que a generación de empleo se refiere. De junio a septiembre, se han sumado a las listas del paro 828 salmantinos más. En los últimos diez años, solo en 2017 se vivió un periodo estival con mayor destrucción de puestos de trabajo que este último. Un escenario ante el que el sector empresarial muestra su preocupación. Las confederaciones CEOE-Cepyme y CES reclaman medidas urgentes y más estabilidad política ante un mercado laboral estancado, un descenso de la inversión y una subida de costes derivada de la inflación y el encarecimiento de los combustibles.

Septiembre se cerró en Salamanca con 17.931 desempleados, según publicó ayer el Servicio Público de Empleo Estatal. Fueron 336 más, un 1,91%, que en agosto, cuando otros 424 salmantinos se sumaron a las listas del paro. Pese a que desde junio no ha dejado de subir, este septiembre se registró la cifra de paro más baja en este mes desde 2007, cuando, a las puertas de la anterior crisis económica, Salamanca contabilizó 16.945. De hecho, la comparativa interanual muestra que ahora habría 1.480 desempleados menos que hace un año, un descenso del 7,62%.

Como es habitual al final de cada verano, el sector en el que más empleo se destruyó fue en los servicios, que sumaron 260 parados más hasta llegar a los 13.569. Pese a que las dificultades que existen en la construcción para encontrar personal, también en ella aumentó a 995 la cifra de desempleados —18 más que en agosto—. Pese a un ligero descenso del 1,7%, casi otro millar de trabajadores del sector industrial engrosan las listas del paro de la provincia. Y la agricultura y la ganadería contarían con la cifra más baja, 445 desempleados —dos menos que en agosto—. A todos ellos se sumarían 1.933 salmantinos sin empleo anterior, de los que 77 se habrían dado de alta el pasado mes.

En septiembre se firmaron en la provincia 9.166 contratos, de los que el 60% (5.580) fueron temporales. Y, salvo un 15%, el resto fueron en empresas de servicios. De hecho, el mayor número de nuevas incorporaciones, según los datos de afiliación de la Seguridad Social, se han producido en el ámbito de la educación y vinculadas al inicio del nuevo curso.

«Llevamos tres meses consecutivos de aumento de paro. Hay una gran incertidumbre política y eso en las empresas se acusa, al igual que el aumento de los costes de producción y las mayores dificultades para acceder a la financiación», insiste Diego García, presidente de CEOE-Cepyme en Salamanca. «La actual situación de incertidumbre política y el estancamiento que presenta el mercado laboral no hacen sino mermar la confianza de los empresarios y retrasar medidas fundamentales y decisiones estratégicas de inversión para impulsar el emprendimiento y de apoyo a las empresas», incide el presidente de CES, Antonio Rollán, reclamando medidas de apoyo a los empresarios. Por su parte, Marcelino Muñoz, de UGT, apunta que el paro de septiembre está marcado por la estacionalidad, pero exige a la Junta medidas para acabar con desempleo más preocupante: el femenino, el joven y el de larga duración.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios