Borrar
Dos trabajadores en una obra. LAYA
Quinto mes de subida del paro en Salamanca

Quinto mes de subida del paro en Salamanca

Sumó en noviembre 171 desempleados más hasta llegar a 18.203, la cifra más elevada desde abril

Lunes, 4 de diciembre 2023, 09:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En torno a 13.500 nuevos contratos se firmarán en Castilla y León para hacer frente a la campaña de Navidad, según la compañía Randstad. Y, si bien en el pequeño comercio no se espera un aumento de la plantilla, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Jorge Moro, asegura que ya se están aumentando las plantilla de bares, restaurantes y hoteles para hacer frente al incremento de actividad de las próximas semanas. Sin embargo, en los datos del paro, al menos de momento, no se nota. Salamanca encadena ya cinco meses de aumento del paro. Desde junio, 1.100 salmantinos han pasado a engrosar sus listas. De ellos, 171 lo hicieron en noviembre, mes en el que la cifra de desempleados se elevó a 18.203, la más alta registrada desde el pasado abril. Pese a este incremento de un 0,95% respecto a octubre, el balance interanual seguiría siendo positivo. Conforme a los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), hay 1.679 parados menos, un 8,44%, en la provincia que hace un año. Pero lo cierto es que, mientras que en el conjunto de España se ha revertido la tendencia de los últimos meses y en noviembre el paro se redujo en 24.573 personas en un mes, en Salamanca continúa aumentando. Es verdad que en 2022 el comportamiento del mercado laboral de Salamanca fue exactamente el mismo y no fue hasta diciembre cuando se logró poner freno al incremento del desempleo.

La cifra de parados aumentó el pasado mes en todos los sectores, pero, una vez más, el mayor incremento en cifras absolutas —114 personas— se produjo en los servicios, el área que más trabajo genera en la provincia y en el que ya son 13.714 los salmantinos que demandan empleo. La construcción sumó 16 desempleados más; la agricultura y la ganadería, 12; la industria, 7; y de los otros 22 parados no consta ningún trabajo anterior. Estos últimos ascienden ya 1.936.

A lo largo de noviembre, se firmaron en la provincia 6.920 nuevos contratos, casi un 28% menos (2.738) que en octubre, pero 337 más (5,12%). Según el SEPE, casi el 58% de los que firmado el pasado mes serían temporales. En la línea de estos datos, el Instituto Nacional de la Seguridad Social muestra una caída en el número de afiliados en la provincia del 0,15% —187 trabajadores menos—, pero aún así serían un 2,9% más que doce meses antes, concretamente 3.593 más. Un análisis en detalle muestra que, pese a las contrataciones que se pudieran hacer para la campaña de navidad, los afiliados en el sector hostelero de la provincia encadenan ya tres meses de caída. Se han perdido más de medio millar de empleados en el sector. En el comercio, tras la disminución de trabajadores experimentada entre julio y octubre, se percibió un leve crecimiento del 0,4% (77 trabajadores) en noviembre vinculado muy posiblemente al “Black Friday” de las grandes superficies comerciales, ya que el pequeño comercio insiste en que las dificultades que atraviesan le impiden ampliar sus plantillas en este periodo del año. En el conjunto del país, el pasado noviembre también se registró una bajada del número de ocupados. Los afiliados se redujeron en 11.583, un 0,06% menos que en el mes anterior, pero medio millón más (2,58%) que hace un año.

El análisis de empresarios y sindicatos

“El mercado laboral está acusando la incertidumbre en la que estamos inmersos. Se está empezando a negociar la subida del SMI, que generará unos sobrecostes empresariales. No estamos en desacuerdo, pero no puede recaer todo el peso en el empresariado”, esgrime el presidente provincial de CEOE-CEPYME, Diego García, ante los datos del paro de noviembre. “La realidad de la empresa sigue siendo muy complicada. No se nos puede olvidar que llevamos dos años soportando un incremento de los costes sin precedentes, que está debilitando la capacidad de la empresa de mantener el empleo”, remarca el presidente de CES, Antonio Rollán, que avisa de un “invierno durísimo y de desgaste”. Por su parte la presidenta de ATA en la Región, Leticia Mingueza, denuncia que "los datos apuntan a que vamos a cerrar el año con una pérdida muy similar a la del año pasado, algo que nos sitúa entre las comunidades que más autónomos pierden”. “En julio iniciamos esta tendencia negativa y desde entonces no hemos levantado cabeza”, añade.

“Siempre que el número de desempleados sube es una mala noticia porque detrás de cada desempleado hay un drama social y económico”, apunta el secretario provincial de UGT, Marcelino Muñoz. Incide en que la clave está en la dependencia del sector servicios y pide políticas serias y efectivas que den respuesta al desempleo juvenil, femenino y de larga duración. Y desde la Junta de Castilla y León, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, destacó este lunes que Castilla y León “sigue creando empleo” a nivel interanual, pese a la destrucción de 1.801 puestos en noviembre, que son datos “estacionalizados” y “variables”. “Lo que hoy pueda ser una variación negativa, al mes siguiente puede ser a la inversa”, argumentó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios