Borrar
La telepresencia conecta al Hospital con los centros de salud. LAYA
La Atención Primaria del futuro aliviará el atasco de consultas del Hospital

La Atención Primaria del futuro aliviará el atasco de consultas del Hospital

La deseada actualización de la cartera de servicios hará más resolutivos a los médicos de familia, pero llegará en 2024

Javier Hernández

Salamanca

Martes, 22 de agosto 2023, 19:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La incertidumbre sobre el futuro del Gobierno de España va a aplazar hasta el próximo año la demandada actualización de la cartera de servicios de Atención Primaria, que aspira a potenciar las capacidades de los médicos de familia y, al mismo tiempo, aliviar la saturación de las consultas externa de los hospitales.

Se trata de un avance ansiado en casi toda España, pero que en el caso de Salamanca cobra especial relevancia teniendo en cuenta la descomunal lista de espera para consulta, que en no pocos casos supera el año de demora.

Según los últimos datos de Sacyl, hay cerca de 21.000 pacientes a la espera de ser vistos por un especialista del Complejo Asistencial de Salamanca, y 137 días de demora media. Sacyl también detalla el total de citas que están solicitadas por los centros de salud, pero que todavía no tienen fecha asignada y no han entrado oficialmente en la estadística. En Castilla y León hay casi 21.000 consultas sin asignar y, casualmente, 19.600 son del Hospital de Salamanca: casi el 94%.

La futura actualización de la cartera de servicios incluye como punto fuerte la posibilidad de que los médicos de familia puedan solicitar ciertas pruebas diagnósticas sin necesidad de enviar primero al paciente a la consulta de un especialista hospitalario. En concreto, se pretende que los especialistas de Medicina de Familia tengan potestad para pedir la realización de ecografías, resonancias magnéticas, mamografías y TAC.

Hasta ahora, cuando un médico de familia consideraba que para diagnosticar de forma precisa a un paciente necesitaba someterlo a un TAC, por ejemplo, lo que hacía era derivar al enfermo al servicio hospitalario del que -sospecha- podía depender esa enfermedad (Ginecología, Oncología, Dermatología, etc). De este modo sería el médico del Hospital el que daría la orden de realizar una prueba y, posiblemente, encargaría una segunda consulta para interpretar y explicar los resultados.

Este modelo de trabajo tiene dos consecuencias negativas. La primera es que contribuye a saturar las consultas del hospital y la segunda es que retrasa varios meses la realización de una prueba diagnóstica que, de cualquier manera, se va a terminar haciendo.

«Dejando claros los criterios para saber cuándo es adecuado que el médico de familia encargue y analice esas pruebas se evitaría el embudo que sufren muchos hospitales», apuntan desde los centros de salud.

Pero la capacidad de encargar pruebas de diagnóstico por imagen no es la única novedad de la futura cartera de servicios de Atención Primaria. La Comisión de Prestaciones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud también ha acordado que en los mismos centros de salud se puedan realizar otras pruebas diagnósticas que, hasta ahora, estaban limitadas a hospitales.

Se trata de electrocardiografías, monitorización de la presión arterial o Doppler para la medición arterial de brazos y tobillos. Procedimientos que en los próximos años pasarán a realizarse en los centros de salud, aunque previamente habrá que realizar una inversión para equipar los centros, así como un proceso de formación a los profesionales.

Cartera común básica

Desde que la competencias de sanidad fueron transferidas a las comunidades autónomas, la cartera de servicios de la Atención Primaria se divide en cuatro apartados.

La 'cartera común básica' es la que determina el Ministerio de Sanidad y establece unos mínimos que todas las autonomías deben cumplir y ofertar obligatoriamente. Es en esta cartera común básica donde se va a añadir la capacidad de que un médico de familia pueda solicitar pruebas de diagnóstico por imagen avanzadas.

Por otra parte, existen la 'cartera común suplementaria', la 'cartera común de servicios accesorios' y la 'cartera complementaria de las comunidades autónomas', que es en la que cada autonomía puede marcar las diferencias añadiendo ciertas prestaciones que no se ofrecen en otras regiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios