Borrar
Un salmantino se pone manos a la masa para hacer un buen hornazo casero. ARCHIVO
La mejor receta para hacer de manera sencilla y casera un hornazo para este Lunes de Aguas

La mejor receta para hacer de manera sencilla y casera un hornazo para este Lunes de Aguas

¿Qué ingredientes y qué pasos hay que seguir para sorprender con esta seña de identidad de Salamanca?

Elena Martín

Salamanca

Viernes, 5 de abril 2024, 12:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una vez llegado a su fin el tiempo de torrijas, la boca de los salmantinos se hace agua con la llegada de uno de los días más esperados del mes de abril: el Lunes de Aguas. Y es que resistirse a un buen hornazo es imposible. Es algo que no puede faltar sobre la mesa para celebrar una de las tradiciones más antiguas de Salamanca y la favorita para estudiantes y familias.

Los hay que optan por comprarlo en un supermercado, pero, como pasa con todo, ¿qué mejor opción existe que poner las manos en la masa y meterse entre fogones para hacer uno casero? ¿Qué ingredientes son los que no pueden faltar cuando optas por ponerte el mandil y sorprender?

Aunque a grandes rasgos se podría decir que se trata de una empanada de harina de trigo, rellena de productos típicos de la ciudad como lo son el lomo, el jamón, la paleta o el chorizo, de color dorado y adornado con una malla de la misma masa formando rombos, el hornazo ha rebasado la barrera de producto típico del Lunes de Aguas y ha pasado a convertirse en la seña de identidad de Salamanca, además de en uno de sus productos más emblemáticos.

Como suele pasar con todas las recetas tradicionales, en cada casa, se hace una versión diferente, pero siempre hay requisitos que han de cumplirse. El hornazo salmantino, característico por combinar sabores intensos y texturas reconfortantes, es perfecto para compartir en reuniones familiares, fiestas y celebraciones y tiene que tener, al menos, un 40% de relleno y, en él, no pueden faltar el lomo adobado, el chorizo, el jamón o la paleta y el huevo duro.

A la hora de abrir el recetario y seguir al pie de la letra la receta de este producto tan típico, el primer paso que se debe cumplir es no escatimar: sobre la encimera, has de tener 750 gramos de harina, 500 gramos de chorizo, 500 gramos de filetes de cinta de lomo, 100 gramos de jamón, 100 gramos de manteca de cerdo, 100 mililitros de agua, 100 mililitros de vino blanco, 100 mililitros de aceite de oliva, 25 gramos de levadura, sal, azúcar y un huevo.

Los pasos a seguir

1) Hora de preparar la masa. En un recipiente, disuelve la levadura fresca en agua tibia y deja reposar por unos minutos hasta su completa disolución. Agrega la harina, el aceite de oliva, el huevo y la sal, y procede a amasar hasta lograr una masa suave y elástica. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su volumen.

2) La preparación del relleno. Corta en rodajas finas el lomo, el chorizo y el jamón serrano. Corta por la mitad los huevos cocidos después de haberlos pelado.

3) 'El montaje'. Antes de comenzar a rellenar el hornazo, es necesario precalentar el horno a una temperatura de 180°C. Luego llega el turno de dividir la masa en dos partes iguales y extender cada una de ellas formando un rectángulo sobre una bandeja de horno. Después hay que distribuir el embutido y los huevos sobre una de las mitades de la masa y cubrir con la otra mitad. Luego se sellan los bordes.

4) Tiempo de hornear. Con un pincel, aplica huevo batido sobre la superficie del hornazo y realiza cortes en la parte superior para permitir la salida del vapor. Introdúcelo en el horno durante unos 30 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

5) Hora de disfrutar. Permite que el hornazo se enfríe durante unos minutos antes de proceder a cortarlo en porciones y servirlo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios