02 agosto 2020
  • Hola

Los profesores salmantinos cargan contra la propuesta de Sánchez sobre la asignatura de Religión

Además, critican que se ideologice una vez más la materia: “No entra en la cabeza que no es catequesis”

04 ene 2020 / 22:06 H.

Cada cambio de Gobierno la asignatura de Religión Católica se utiliza como moneda de cambio u arma arrojadiza. El último dardo tiene un apartado específico en el programa de Gobierno de PSOE-Podemos aprobado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: “Será de carácter voluntario para los estudiantes, sin que haya una asignatura alternativa ni la nota sea computable a efectos académicos”. En la práctica, que a pesar de que aparezca en el currículo no contará para la nota media y no tendrá una alternativa.

Los profesores que imparten la asignatura de Religión Católica en Salamanca consideran esta acción como “la puntilla” que le dan a la materia. “Se la quieren cargar quitándole el valor porque no pueden hacer que desaparezca. Saben que legalmente no la pueden quitar”, reflexiona Miguel Marugán, profesor de la materia desde hace veinte años. A lo largo de estos años ha vivido las diferentes etapas que han afectado tanto a docentes como alumnos. Así, señala que de los 130 profesores que había en colegios públicos hace veinte años se ha pasado a poco más de 40 en la actualidad debido a la reducción de la carga horaria progresiva en los últimos años. “Si gobiernan cuatro años le van a pegar un buen bocado a la asignatura”, lamenta Marugán que critica que ningún Gobierno, “independientemente del color político haya sido valiente con la asignatura”. Para él, uno de los principales problemas “no es que se quiera ideologizar la asignatura, sino la educación”.

Justo Mira de Cabo tiene una larga trayectoria impartiendo Religión Católica tanto en la provincia como en la capital donde actualmente la ejerce en un instituto de educación secundaria. Considera que la “vieja reivindicación del PSOE” no es compatible con la enseñanza actual de la Religión Católica. “Ninguna otra asignatura tiene este problema y responde a la ignorancia de pensar que la materia es una catequesis”, critica. Como ejemplo señala la importancia de la materia para entender el contexto del Arte, la Historia o la Filosofía. “Pensábamos que era un debate que ya estaba superado y que se tenían en cuenta los fundamentos educativos e históricos de la asignatura”, argumenta sobre las nuevas decisiones que supondrán “que no tenga ninguna repercusión académica los esfuerzos de los alumnos”. Hay que tener en cuenta que según los datos del pasado curso, dos de cada tres alumnos de la escuela pública eligieron en Salamanca la asignatura de Religión con porcentajes del 70% tanto en Primaria como en Secundaria. En este sentido, también destaca la labor pedagógica de los profesores de Religión “comprometido” con las tareas que fomenten la convivencia entre escolares de distintas confesiones. “La Religión Católica está en el último rincón de las Letras y es importante fortalecer la visión humana e interpretar los tiempos”, incide.

PALABRAS CLAVE