05 diciembre 2021
  • Hola

Los conmovedores testimonios de las voluntarias salmantinas

Carbayo anuncia la creación del Reglamento Municipal del Voluntariado

12 dic 2020 / 18:00 H.

Salamanca rindió un homenaje a las asociaciones que desarrollan labores de voluntariado, así como a los colaboradores que desempeñan su labor de forma desinteresada. “Gracias porque la mascarilla os ha enseñado a sembrar esperanza con la mirada; gracias porque entendísteis que la distancia física no es olvidar los problemas de la gente; gracias porque vuestra generosidad no han entrado en desescalada; gracias porque estáis vacunados frente al desánimo y la indiferencia; gracias por ser el corazón de nuestra ciudad”.

Así mostró su agradecimiento Rosa Hernández, responsable de la Mesa del Voluntariado de Salamanca a todas las personas que dan su tiempo a los más necesitados. Todo ello, en un acto de homenaje en el Ayuntamiento, en el que el alcalde, Carlos García Carbayo, destacó la labor de Cáritas, Cruz Roja y Protección Civil, entidades premiadas. También fueron distinguidas María Josefa Sánchez, voluntaria de la Asociación Síndrome de turner y a Isabel Almaraz Esteban, voluntaria de ONCE Salamanca. Además recibieron un diploma de agradecimiento a su labor José Santos, Jesús Herrero, Zoilo Martín, Sergio García y María Dolores Huebra.

En el acto, el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, anunció que la ciudad contará el próximo año con el primer Reglamento Municipal del Voluntariado, que servirá, según dijo, “para catalizar nuevos cauces de participación social y que reflejará el consenso político en torno a la promoción de la labor altruista del voluntariado y su extensión a toda la ciudadanía”.

“El voluntariado te atrapa y ya no puedes salir”

Isabel Almaráz Esteban, voluntararia de ONCE, es definida por quienes la conocen como una “mujer implicada con ganas de formarse. Es respetuosa, empática, generosa, prudente y muy respetuosa”, que desarrolla su labor como voluntaria en la ONCE, realizando tareas de acompañamiento telefónico, tan importante durante el tiempo del confinamiento.

“Llevo en Cruz Roja once años y surgió la posibilidad de encajar en un proyecto en la ONCE y no lo dudé porque podía devolver a los demás algo de lo que otros hacen por mí. Parece un tópico, pero he de reconocer que cuando te metes en el voluntariado estás atrapada y no sales. Es muy gratificante”, reconoció a LA GACETA. Su labor la desarrolla como acompañante telefónico a personas que están solas. Algo que le reconforta al poder ayudar a los demás. “Les escucho y trato de aportarles aquello que necesitan, reconoce Isabel, quien en todo momento se muestra risueña y alegre. Aunque, eso sí, reconoce que este año ha sido muy duro y complicado: “Ha sido un año muy duro porque estás trabajando con personas que están solas, y me tienen a mí, soy responsables de que no sufran por todo esto. Lo pasas tú, que estás acompañada, pero te preguntas cómo lo vivirán ellos y es duro, lo reconozco”, explica. Por todo ello, Isabel Almaraz reconoce que tiene claro cuáles son “los verdaderos héroes, porque han salido adelante”. Según Almaraz, quienes han pasado todo el estado de alarma en soledad son quienes se merecen un auténtico reconocimiento de toda la sociedad.

“Hacemos tantas cosas que cautiva esta labor”

María Josefa Sánchez, recibió el reconocimiento del Ayuntamiento por su labor como voluntaria en la Asociación Síndrome de Turner. Fue calificada de valiente, con arrojo y muy positiva. Tras inicios discretos, fue haciéndose imprescindible en la asociación, dando su tiempo y energía para ayudar y apoyar donde se necesite. Su sonrisa nunca la pierde, para transmitir optimismo y ganas de seguir adelante.

En su caso, siempre tuvo claro que su vocación era el voluntariado. “Siempre fue un sueño. Me decía, cuando tenga tiempo me voy a dedicar al voluntariado”, reconoció a LA GACETA. Tras tener que abandonar su trabajo, llegó “por casualidad” a la Asociación Síndrome de Turner a la que se “enganchó. Es tan pequeña, se hacen tantas cosas y se consiguen tantos logros, que te cautiva, te engancha, y siempre se avanza, porque aparecen nuevas necesidades, nuevas familias”, reconoce. Una de sus preocupaciones es “dar mucha difusión, algo que conseguimos con mucho trabajo y pocos medios”. Su labor solidaria también la ejerce en la Asociación Española contra el Cáncer, en Paliativos y en el Banco de Alimentos. “Hago de todo, desde arbitrar partidos de futbito, a participar en mesas informativas, organizando campañas, en actividades online, conferencias, talleres...”, explica emocionada. María Josefa reconoce que Salamanca es una ciudad solidaria: “Lo es y mucho, con muchas personas comprometidas”, afirma. Ahora espera que su asociación pueda tener más medios para ayudar.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png