01 octubre 2022
  • Hola

Las personas con discapacidad piden más coches adaptados en las autoescuelas

En Salamanca solo hay cuatro vehículos para realizar prácticas, un número que el colectivo considera insuficiente

13 ago 2022 / 10:56 H.
Ver Comentarios

Desplazarse más de 100 kilómetros para dar una práctica, tener que poner su propio coche ya adecuado a su situación o esperar semanas a que un vehículo quede libre. Las personas con discapacidad reclaman más vehículos adaptados en las autoescuelas con el fin de eliminar de una vez por todas las trabas con la que se encuentran a la hora de sacarse el carné de conducir. “Ya no es solo eso, es que si hubiera más la gente con algún tipo de discapacidad física o movilidad reducida se animaría a sacarse el carné”, denuncia una de las afectadas.

La Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica en Castilla y León (Predif) reclamaba hace tan solo unos días esta necesidad. “El objetivo es que puedan obtener el carnet de conducir en igualdad de oportunidades que el resto”, apuntan.

En Salamanca solo tres autoescuelas cuentan con vehículos adaptados: dos tienen uno y otra cuenta con dos turismos. En total, cuatro coches que según los afectados no son suficientes. “Es ridículo. Deberían tener la posibilidad de poder acudir a todas las autoescuelas”, afirma Mila Benavente, delegada de AFIM Salamanca.

El propio Luis Rodero, presidente de la Asociación de Autoescuelas de Salamanca, es consciente de la escasez. “No es suficiente. Siembre ha habido esta carencia en toda Castilla y León, pero es cierto que la demanda en Salamanca no es elevada”, indica. Precisamente Antonio Rollán (Autoescuelas El Pilar) y Leandro Rivas y Javier Rivas (Autoescuelas España), que dan este servicio, apuntan a que en la ciudad hay más oferta que demanda.

El problema es que, según reclaman las personas con discapacidad, son muchos los que no se animan a hacerlo precisamente por no tener una autoescuela cercana. Sin embargo, también entienden que la adaptación de estos coches supone un “esfuerzo” para los propietarios de las autoescuelas.

Y es que el precio mínimo por cada adaptación —las más comunes son freno, acelerador— es de, como mínimo, 1.500 euros. Precisamente por ello, los afectados, como recoge Predic, indican que “debería haber alguna normativa que, por ratio de población, por ejemplo, fijara un mínimo de coches de este tipo en las autoescuelas, como sucede con las plazas para personas con movilidad reducida”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png