25 mayo 2022
  • Hola

La torre militar salmantina que desmochó un rey por venganza

Reabierta al público como sala de exposiciones, la antigua casa-fortaleza de los Anaya que ahora muestra las obras de Agustín Casillas, ha sido rehabilitada como edificio cultural

17 ene 2022 / 18:57 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La Torre de los Anaya, del siglo XV, recuperada ahora como centro cultural, es uno de los contados ejemplos de arquitectura militar en Salamanca del siglo XV.

Con la victoria de Carlos I tras la Revuelta de los Comuneros, la torre fue desmochada como represalia del joven rey.

En el siglo XVI se abrió la portada de medio punto de acceso a esta antigua casa-fortaleza y en el siglo XVII se rasgó la ventana más baja de la fachada este, convirtiéndola en un balcón. Posteriormente se sustituyó el balcón por un mirador acristalado.

La torre militar salmantina que desmochó un rey por venganza

La casa-fortaleza fue construida por la familia Anaya como lo atestiguan los escudos y las pinturas de estilo mudéjar del siglo XVI descubiertos en el artesonado de una sala interior.

El inmueble ha sufrido múltiples alteraciones a lo largo de su historia. El fallecido Julián Álvarez Villar recuerda en el libro “Salamanca desconocida”, editado por LA GACETA, las obras de rehabilitación que se llevaron a cabo en 1976 con un proyecto del arquitecto salmantino Fernando Pulín Moreno, que proyectó en la parte superior una ventana corrida de vidrio diáfano con vanos de carpintería metálica de aluminio anodizado, con una cornisa de hormigón visto. “Terminada la obra”, proseguía el experto en la publicación, “no fue del agrado general, interviniendo la Dirección General de Bellas Artes, que sugirió la solución actual: continuar el muro con el mismo tipo de sillares, completar el hueco inacabado y coronar el edificio con la tradicional cornisa de madera y tejado a cuatro aguas”. También se acordó entonces retirar el mirador decimonónico instalado sobre la portada de acceso al edificio y restaurar la ventana que se había alterado para su instalación. De ahí que se observe la diferente coloración de la piedra en la parte que se rehizo en 1976.

La torre militar salmantina que desmochó un rey por venganza

En 1985, el Ayuntamiento y la Diputación compraron a la sociedad Sanybal la Torre de los Anaya, que se encontraba en un lamentable estado de conservación. Tras múltiples vicisitudes, el edificio que se levanta en la calle de San Pablo, junto al Palacio de Orellana, ha sido rehabilitado interiormente. En la actualidad acoge la exposición del escultor Agustín Casillas (1921-2016). La entrada es gratuita. El horario de apertura es de martes a viernes, de 17:00 a 21:00 horas y sábados, domingos y festivos de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png