10 agosto 2022
  • Hola

La nueva plusvalía deja a los consistorios con menos ingresos para hacer frente al aumento de los gastos

Las entidades locales insisten, a través de la FEMP, en que el Estado compense la caída de recaudación con el nuevo tributo

05 jul 2022 / 10:18 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

“Nos tienen que pagar sí o sí. No hay margen de maniobra. Nosotros teníamos un impuesto de plusvalía que era absolutamente injusto. Era expropiatorio e injusto pero era una fuente de ingresos”. Hace tres semanas que el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, volvía a insistir en una reivindicación al Gobierno de España a la que se han sumado los principales ayuntamientos de España: la compensación por la pérdida de ingresos que ha supuesto para las arcas municipales el cambio en el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana.

Los entidades locales de la provincia están menos endeudadas, en los últimos años han saneado sus arcas, pero se enfrentan a un horizonte con más gastos y menos ingresos. Además del encarecimiento de los servicios públicos que ha supuesto la subida de la luz y los carburantes, y de la desbocada inflación que está encareciendo todos los proyectos, muchas administraciones locales han visto mermado el tributo que supone una de sus tres mayores fuentes de ingresos propios: la plusvalía. Tras la anulación por parte del Tribunal Constitucional de este tributo, la reformulación que aprobó el Ministerio de Hacienda ha supuesto un importante recorte en los fondos que la mayoría de los consistorios recibían a través de esta vía. Solo en la capital del Tormes, que aplicará al impuesto los tipos máximos permitidos por ley, los técnicos llegaron a calcular que en un año se percibirían, al menos, dos millones de euros menos que con el antiguo impuesto. Es un reducción que supone un ahorro para los contribuyentes, pero que priva a las administraciones locales de fondos que antes destinaban principalmente al pago de servicios públicos e inversiones.

Además de Salamanca, los Ayuntamiento de Pelabravo, Villamayor, Béjar, Guijuelo, Peñaranda, Miranda de Azán, Terradillos, Cabrerizos, Santa Marta de Tormes y Aldealengua ya han modificado sus ordenanzas para aplicar los nuevos métodos de cálculo de plusvalía y, en la mayoría de la casos, la recaudación descenderá de forma significativa. Por su parte y dado que su cobro es potestativo, en Fuentes de Oñoro se ha optado directamente por suprimirlo por completo.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png