24 enero 2022
  • Hola

La lucha contra la depresión: “Cada día te cuesta más sacar una sonrisa”

Zelia Rodríguez sufre la enfermedad, que llegó derivada por una anorexia cuando tenía 17 años. “Sé que voy a tener que convivir con ella durante toda la vida”, asegura

15 ene 2022 / 12:32 H.
Ver Comentarios

Depresión. Ese trastorno tabú para una gran parte de la sociedad española. El pasado 13 de enero, con motivo del Día Mundial de lucha contra la Depresión, Zelia Rodríguez, de 38 años de edad, y que padece la enfermedad, aconseja a todas aquellas personas que la sufren que “no se escondan, pidan ayuda e intenten superarlo”.

Ella comenzó con anorexia a los 17 años, y poco después le fue diagnosticada la depresión con la que “tengo que convivir durante toda la vida”. Este trastorno mental influye sobre todo en el estado de ánimo de las personas, pero también afecta físicamente en la mayoría de los casos. “Yo era una persona muy alegre, pero te vas dando cuenta que cada día te cuesta más sacar una sonrisa. Intentas forzarla, pero es un círculo vicioso y cada vez lo pagas más con personas que no tienen culpa... y casi siempre son las más cercanas a ti. Te sientes que no vales para nada y no te crees que seas válido para muchas cosas”, asegura Zelia Rodríguez, que en su caso pidió ayuda por sí misma, y tras tratar con muchos profesionales y no asumirlo en un principio ahora se ha hecho “mucho más fuerte”.

“Te vas deprimiendo porque piensas que todas las cosas que sabías hacer ya no te van a salir bien”, dice Zelia Rodríguez

Uno de las consecuencias de esta enfermedad es que “aunque quieras ser positivo te lleva a ver siempre la parte negativa de todo”. “Es cierto que con un espíritu positivo es más ‘sencillo’ superar una depresión, pero si además tienes un pensamiento negativo esto se retroalimenta y se pasa aún peor porque piensas que lo que sabías hacer ya no te sale bien”, afirma Rodríguez.

Para intentar superar la depresión, Zelia inició un voluntariado en un grupo de drogodependientes donde ella entiende perfectamente a todas las personas que se encuentran allí para superarlo. “A mí también me dio por beber en un momento de mi enfermedad, en realidad era mi antidepresivo, por lo que me pongo en su lugar y entiendo su nivel de depresión”, añade. Su mejor consejo para todas las personas que sufren esta enfermedad es “que no se escondan y que pidan ayuda porque es algo que cuesta mucho, pero no está todo perdido”.

“Muchas personas con síntomas no son ayudadas por sus familias porque estas piensan que no tienen nada”

Una usuaria de la Asociación de Salud Mental de Salamanca (AFEMC), que prefiere conservar su anonimato, asegura que “llevar una vida rutinaria es lo mejor que le puede pasar a una persona con depresión”. Su primer síntoma de esta enfermedad fue el insomnio. A partir de ahí ya se le pudo diagnosticar este trastorno mental tras muchas pruebas. Esto puede llegar tras un trágico acontecimiento como un fallecimiento, una separación, o algo a nivel personal, incluso puede que sea por algún motivo laboral. “En mi caso personal, en cuanto veo que no duermo o estoy más nerviosa de lo normal tengo siempre un apoyo al lado, que creo que es algo fundamental, porque es cierto que muchas personas no tienen ese apoyo por parte de sus familias porque piensan que no es nada. Creo que debería haber más inversión en la psicología pública porque es algo fundamental”, asegura.

“Muchas personas tienen resistencia a decir lo que sienten”

El presidente del Colegio de Psicología de Castilla y León, Jaime Gutiérrez, asegura que “cada vez la depresión es un tema menos tabú, pero sigue habiendo muchas personas que tienen resistencia a decir lo que sienten y expresar lo que tienen dentro”. En muchas ocasiones es el familiar o el entorno los que primero se dan cuenta de la enfermedad. “Se puede prevenir e identificar por la misma persona que lo padece o por aquellas que están cerca, pero para ello necesitamos una educación saludable desde los niños hasta los adultos. Hay que conocerse emocionalmente y poder expresar sus emociones”, confirma Gutiérrez. Su consejo para todas estas personas que padecen esta enfermedad se define en una frase: “Es más sencillo recuperar la vida que teníamos antes que inventar una nueva”.

“Aún queda para que la sociedad lo acepte definitivamente”

El responsable del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Salamanca, Carlos Roncero, cree que las enfermedades mentales como la depresión “son cada vez más conocidas”. Uno de los factores que ha influido en esto es que “la pandemia ha ayudado a concienciar, pero aún queda mucho para que la sociedad lo acepte definitivamente”. La depresión cada vez es más común en adolescentes y jóvenes, y esto se debe a que “hay más aceptación entre ellos, aunque es cierto que las redes sociales están haciendo mucho daño en este trastorno”. El doctor Roncero asegura que lo más importante es “autoevaluarse y siendo objetivos siempre tener espíritu para realizar las actividades del día a día”. Además, añade que “no hay que dramatizarlo y sobre todo facilitar a las personas para que acudan a un especialista”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png