14 octubre 2021
  • Hola

José Antonio Vega (presidente de la Audiencia Provincial): “La Audiencia lleva siendo provisional 17 años y no se ha solucionado la accesibilidad”

En plena pandemia el magistrado tomó posesión del cargo sustituyendo a Clavijo. Se encuentra en un edificio que aspira a dejar en breve cuando se ponga en marcha la eterna reforma del palacio de justicia salmantino

28 jun 2021 / 21:04 H.
Ver Comentarios

Magistrado de la Audiencia desde el año 2006 y más de 17 años como titular del Juzgado de Instrucción número 5, José Antonio Vega tomó posesión de su cargo como presidente de la Audiencia con el reto de mejorar la administración de justicia de Salamanca. Ver el edificio de la Audiencia concluido... sigue siendo una respuesta abierta.

–El anterior magistrado no pudo ver la reforma de la Audiencia ni iniciada, ¿qué expectativas tiene en la eterna reforma?

–Ahí estamos. Yo llevo aquí 14 años y la primera vez que vi albañiles fue hace 13, así que sí viene de largo. En estas cosas la administración de justicia no tenemos ningún tipo de responsabilidad. Nosotros pedimos y ellos resuelven.

–¿Piensa que en su mandato se verá acabado el edificio?

–No tengo ni idea.. (suspiro) Espero y deseo que sí.

–¿Cómo se trabaja en un ámbito de ‘provisionalidad’ sin accesibilidad y con problemas que afectan tanto a funcionarios como a ciudadanos?

–El edificio de la Audiencia lleva siendo provisional 17 años. A mí me da mucha rabia porque el ves el Palacio de Justicia de Valladolid cuando lo refraccionan y son edificios con unas posibilidades apasionantes. A nosotros nos está influyendo mucho el tema de la accesibilidad porque se están produciendo problemas continuamente. Podía haberse arreglado de manera parcial, mientras se hacía la obra grande. Pero no es así. Lo pedimos, y no haría falta pedirlo porque son las propias leyes las que lo exigen. Ahora están metiendo wifi en el edificio... que no había.

–¿Tienen la sensación de que no se les escucha desde el Ministerio cuando no se les arregla una fotocopiadora, un ascensor o una sala de vistas de menores cuando lo piden en la memoria?

–En algunas ocasiones así ha sucedido, no sé lo que harán ahora. Lo que sí es verdad es que en muchas ocasiones no se tiene en cuenta la opinión de los profesionales como por ejemplo en las salas de vistas. Estuve en una reunión hace mucho que fuimos un juez por provincia a reunirnos con arquitectos y el Ministerio de Justicia para adaptar los palacios judiciales a la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil. El arquitecto no sabía que serían necesarias al menos una para cada dos juzgados. Hay que tener en cuenta que este edificio se inauguró para la Audiencia y un juzgado. Y después se fue incrementando el número de órganos judiciales hasta haber Fiscalía, Audiencia, colegios de abogados, procuradores, y 10 o 12 juzgados allí metidos. Ahora estamos en otra etapa tras hacer el edificio nuevo, éste se necesita remodelar y acoger nuevos juzgados.

“Yo llevo en este edificio 14 años y la primera vez que vi albañiles fue hace 13... así que sí viene de largo. Nosotros pedimos y el Ministerio resuelve”

–¿Con la nueva sede de Vitigudino se solucionarán los problemas de seguridad?

–La seguridad de los juzgados de los pueblos ahora mismo es un problema muy grave. Lo de Santa María Real de Nieva fue muy grave y pudo haber sido peor. Son avisos. Llevo en este edificio 32 años y solo había un guardia civil en la puerta, ahora hay vigilantes de seguridad. La sociedad ha cambiado. A mí me dijeron que algún día se sentarían en la mesa y nos meterían el dedo en el ojo. Al poco tiempo me pasó que un hombre violento acusado por violencia de género pegó un manotazo. No teníamos nada ni nadie que nos pudiera auxiliar. Fíjese que en los países sudamericanos se ponen chalecos para celebrar los juicios. Ojalá que no tengamos que llegar nunca a eso, pero en un pueblo pequeño tienes que tener algún medio de seguridad. No se puede decir una vez que ha pasado: «Es que estaba mal». Al presidente de la Audiencia de Ávila le pegaron un tiro en su despacho. Tenemos que evitarlo y no podemos esperar a que ocurra algo. No quiero parecer exagerado, pero sí estamos sensibilizados.

–¿En el caso de los juzgados de los pueblos es más adecuado potenciar los recursos existentes o diversificarlos con toda la polémica que con ello conlleva?

–Son problemas de planta judicial y están relacionados con la modificación legislativa de los tribunales de 1ª instancia. Ahora mismo tenemos el problema de la España vacía, que no está vacía sino vaciada. Soy de un pueblo de Palencia y he visto y sufrido cómo se ha vaciado y como lo han dejado abandonado. Estoy a favor de que se hagan las cosas bien y se piense antes de tomar medidas, no vaya a ser que contribuyamos a vaciar más estas zonas. No hay que vaciarlos si no es necesario.

“La seguridad de los juzgados de los pueblos nos preocupa. Al presidente de la Audiencia de Ávila le pegaron un tiro en el despacho, no sirve de nada luego quejarse”

–¿De qué manera la Justicia se ha hecho más lenta al depender de la informática?

–Creo que la informatización y la digitalización es imprescindible y ha supuesto un avance. Pero es mejorable. Yo como profesor asociado de la Universidad veo que tienen una informática tremenda. Deberíamos tener mejor informática, pero también que ese sistema sea seguro. Esas barreras te paralizan todo en cualquier momento. Hay que tener en cuenta la dificultad añadida de la administración de justicia que se caracteriza por un conflicto con fuerzas en tensión, por lo que puedes encontrarte con muchas personas interesadas en hackear el sistema. Tuve un compañero que le quemaron el juzgado porque tenía un sumario muy importante con mucho poder. Tiene que haber sistemas de seguridad, y más que en otros ámbitos. Para eso debe gastarse el dinero adecuado porque si se meten en el ordenador de cualquier juez puede salir de prisión cualquiera.

–¿La Justicia es lenta?

–Yo las críticas las entiendo. Debemos llegar a tiempo para resolver los temas. Unas veces es por fallo de las personas y otras del sistema y de la planta judicial que es uno de los problemas más sensibles. Además la realidad es cambiante. Hace unos años recibimos un millón de asuntos por las condiciones generales de contratación, las cláusulas bancarias. Hubo que solucionarlos y crear juzgados especiales, pero no audiencias que son las que finalmente resuelven esos asuntos. Creo que debería haberse solucionado de otra manera a través de acuerdos, incluso de leyes como en Alemania.

–¿Sigue habiendo saturación por las cláusulas hipotecarias?

–Saturó muchísimo y ahí estamos. Se dedicó un juzgado y medio y afecta en las condiciones generales de contratación a otros. Efectivamente se ha notado y no se resuelve poniendo un juzgado.

“A nivel mundial en la pandemia deberíamos haber dado un paso atrás y habernos dejado asesorar por los expertos. Yo en un juicio lo hago si es un tema de ciencia”

–¿Llegan a la Audiencia?

–Sí, porque se está apelando hasta los buenos días. Incluso ahora la imposición de costas por considerarlos sencillos y repetitivos. Si son así, ¿por qué no se ha solucionado de otra manera sin ir a juicio? Estas condiciones nacieron en los países anglosajones y tenían una solución que el propio ordenamiento jurídico les daba: el derecho del precedente. Aquí es completamente diferente y es el caso concreto. Para las acciones colectivas para resolver estos problemas tienen unos requisitos complicadísimos de cumplir. Ni siquiera el recurso de casación con unificación de doctrina porque lo tienes que pagar tú. ¿Quién me paga ese dinero? Lo pagas tú porque quieres a la sociedad. Introducimos una institución del sistema anglosajón, pero no la solución. Tenemos que resolver miles de asuntos idénticos y es imposible que te pongas de acuerdo en todo. Tendríamos que haber tenido correcciones en el sistema para un millón de asuntos.

–En esta pandemia también ha habido muchas dudas con las diferentes resoluciones de tribunales sin el paraguas de la alarma

–A lo mejor a nivel mundial debería haberse dado un paso atrás. Opinamos sobre hechos y lo mejor es conocerlos lo mejor posible. Deberíamos haber creado una sociedad de tecnócratas que se dirigiera por expertos. No es más que una opinión. A mí cuando me afecta en un juicio, busco la opinión de un experto, aunque la ley solo lo obliga en algunos casos. En los demás, es recomendación. Si quieres convencer en un tema que exija conocimientos científicos, técnicos para comprender los hechos o valorarlos estás obligado a pedirlo. En la pandemia para comprender lo que estaba pasando, necesitábamos de los expertos.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png