Borrar
La Boda Real del Príncipe Felipe y Letizia Ortiz E. P.
El inolvidable regalo de bodas salmantino que recibieron los Reyes hace 20 años

El inolvidable regalo de bodas salmantino que recibieron los Reyes hace 20 años

El 22 de mayo de 2004, Felipe y Letizia se dieron el sí quiero en la Catedral de la Almudena

Miércoles, 22 de mayo 2024, 13:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 22 de mayo es una fecha muy significativa para los Reyes Felipe y Letizia, ya que marca el vigésimo aniversario de su boda en 2004. Aquel día lluvioso, el entonces Príncipe de Asturias y Letizia Ortiz, una periodista asturiana, se casaron en una ceremonia retransmitida desde la Catedral de la Almudena. Esta boda histórica fue seguida por miles de personas en las calles de Madrid, quienes desafiaron la tormenta para celebrar el enlace de Felipe con Letizia, y por más de 25 millones de espectadores, entre los que, por supuesto, se encontraban miles de salmantinos.

Felipe y Letizia recibieron una gran cantidad de regalos como joyas, prendas de ropa, objetos artesanales e incluso una camiseta del Atlético de Madrid personalizada.

LOS REGALOS DE LOS SALMANTINOS

Pero entre los regalos, también destaca un presente salmantino. En septiembre de 2003, la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno de Raza Morucha Selecta, decidió obsequiar a los novios por el día de su boda con un ejemplar criado en una de las ganaderías socias que estaba ubicada en Salamanca, concretamente, en Aldehuela de la Bóveda.

ARCHIVO

La novilla seleccionada fue «Admirada», nacida en el año 2000 y marcada con el número 119, un ejemplar elegido por su perfección y juventud. El motivo de este regalo fue agradecer a Felipe VI el interés que ha demostrado siempre por esta raza autóctona, de hecho el presidente de la asociación por aquel entonces recordó la visita del ahora Rey a la Feria Universal en 1992, cuando se interesó por la morucha, así como la reunión que mantuvieron con él en Ávila durante el viaje oficial que realizó a Castilla y León.

En mayo de 2006, los por entonces Príncipes de Asturias vieron cumplido uno de sus deseos con este regalo, poder donar el dinero obtenido con el primer ternero de «Admirada» a una organización no gubernamental.

En concreto, la Asociación Nacional de Raza Morucha y el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica «Carne de Morucha» entregaron cada una 486 euros a Cruz Roja, que fue la cantidad obtenida por la venta del ternero «Admirado» que, como su madre, nació en la localidad salmantina de Aldehuela de la Bóveda.

El Príncipe se mostró muy interesado por el novillo desde su nacimiento e incluso en febrero de 2005, a través de un comunicado, expresó su agradecimiento por las noticias que recibió de la Asociación Nacional de Criadores de Raza Morucha.

OTRO DETALLE DE LA GANADERÍA SALMANTINA

Aquel no fue el único detalle del campo salmantino, un ganadero de la provincia, José Ignacio Rodríguez, llamó a una de sus terneras 'Letizia' cuando se enteró del futuro enlace del los Príncipes por, según dijo en aquel entonces, el cariño que sentía por la Familia Real, así como la felicidad que compartía por la boda.

Esto llevó al salmantino a seleccionar, con la ayuda de Luciano Cuesta, la mejor ternera nacida desde el día de la pedida y a bautizarla con el mismo nombre de la elegida por el Heredero.

«La llamé 'Letizia', pero me referiré a ella como 'Letizita'», explicó a LA GACETA en su día el ganadero de Iruelo, en Sando de Santa María. José Ignacio Rodríguez, un enamorado de su explotación, la definió nada más verla como «de muy buena familia, como su madre, perfecta, oscurita y con un pelo que gusta». Entre risas señaló que si hay divorcio Real, «la quito», algo que en estos 20 años no ha sucedido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios