Borrar
Profesionales del Hospital de Salamanca durante la intervención de ayer.

El Hospital realiza el primer trasplante renal con robótica de Castilla y León

Se trata de un órgano procedente de donante vivo: la hermana del receptor

Javier Hernández

Salamanca

Sábado, 27 de abril 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Hospital de Salamanca se ha convertido en el primer centro de Castilla y León capaz de realizar un trasplante renal de donante vivo a través del robot Da Vinci.

Se trata de un procedimiento que requiere de un nivel de especialización muy alto. No en vano, solo hay cuatro hospitales en toda España que realizan esta técnica -tres de ellos están en Cataluña- y el Complejo Asistencial de Salamanca se ha convertido en el quinto centro del país en introducir la robótica para los trasplantes renales de donante vivo.

El Hospital implementó su programa de trasplante renal de donante vivo en 2011. Siete años después, el servicio de Urología se incorporó al programa de Cirugía Robótica Avanzada. La figura que ha unificado ambos programas hasta llegar a la intervención de este viernes es la del urólogo Alejandro Martín Parada, que es experto en ambos campos.

Martín Parada destaca las ventajas de aplicar la robótica en este tipo de trasplantes: «Tradicionalmente se hacia una cirugía abierta, de gran exposición, y que es cruenta. Eso aumenta el riesgo de que surjan problemas. En la gente que tiene sobrepeso, por ejemplo, hay muchas complicaciones en el post-operatorio porque a veces se les rompe la pared y hay que reoperar. La robótica es mínimamente invasiva. Se hacen pequeños agujeros para los brazos del robot y otro para introducir el órgano, que es como el de una embarazada: como una cesárea por encima del pubis que es más disimulada. Además, el robot te aporta un aumento de hasta diez veces lo que es el ojo humano, con lo que los puntos de la sutura son mucho más precisos».

Imagen principal - El Hospital realiza el primer trasplante renal con robótica de Castilla y León
Imagen secundaria 1 - El Hospital realiza el primer trasplante renal con robótica de Castilla y León
Imagen secundaria 2 - El Hospital realiza el primer trasplante renal con robótica de Castilla y León

Para la jefa de Urología, María Fernanda Lorenzo, la de este viernes es una fecha histórica para el Complejo. «Tenemos fechas clave que son el inicio del trasplante renal en 1983, el inicio del trasplante renal de donante vivo en 2011, el trasplante cruzado en 2015 y la actual aplicación de la robótica en el trasplante renal de donante vivo. Haber realizado esta intervención no es flor de un día. Llevábamos varios años gestionándolo y formándonos gracias a que el Hospital ha puesto de su parte todo lo que había que poner», apunta.

El enfermo renal que ha recibido un nuevo órgano es un varón, mientras que el donante vivo que ha entregado su riñón es su hermana. «Todo acto de donación es una muestra de generosidad, pero cuando hablamos de donante vivo, es la generosidad en su mayor expresión», apunta la gerente del Hospital -Carmen Rodríguez- que celebró haber sido partícipe en «un día exitoso para el Hospital, pero sobre todo para los pacientes. Este tipo de trasplantes son de alta complejidad técnica y organizativa».

Junto al equipo de Salamanca ha participado en el trasplante el doctor Francesc Vigués -del Hospital Universitario de Bellvitge- que ha 'proctorizado' a los salmantinos y ha contribuido a que la intervención haya sido «bastante dinámica». «Ellos hacen más de 200 trasplantes al año y unas 50 intervenciones de este tipo. Nos han ido guiando para trasplantar el órgano en menos de tres horas», explica el urólogo salmantino.

Fuentes del Complejo Asistencial recuerdan que después de este tipo de intervenciones es importante mantener una alta vigilancia durante las siguientes 48 horas porque siempre existe un riesgo de que surjan complicaciones vasculares posteriores a la cirugía, lo cual no altera el hecho de que la intervención se haya ejecutado de forma exitosa.

Las siguientes

El equipo de trasplante renal de donante vivo calcula que antes de que llegue el verano se van a realizar «otros dos o tres trasplantes más utilizando la cirugía robótica». En espera hay numerosos pacientes, pero el resto apuntan a ser trasplantados mediante cirugía convencional abierta.

Desde el Hospital de Salamanca puntualizan que no todos los candidatos a trasplante de riñón pueden ser intervenidos con cirugía robótica. «Actualmente solo lo contemplamos con aquellos que reciben órganos de donante vivo», explica Alejandro Martín Parada, que añade: «Tampoco todos los casos de donante vivo son válidos. La desventaja del robot es que no tiene tacto y no puedes tocar la arteria y palparla. Si un paciente tiene calcificaciones hay que recurrir a la cirugía abierta».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios