Borrar
Carlos Fernández Carriedo durante la rueda de prensa del Consejo de Gobierno. EP
El Hospital incorporará los trasplantes de pulmón y corazón

El Hospital incorporará los trasplantes de pulmón y corazón

La Junta explica que pretende «reforzar el trasplante cardiaco que ya existe» y activar el pulmonar, que ahora se envía a otras comunidades

Javier Hernández

Salamanca

Viernes, 15 de marzo 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Junta de Castilla y León ha ratificado que va a contar con el Hospital de Salamanca «para reforzar el programa de trasplante cardiaco de la Comunidad».

Se trata de una decisión que no responde a una ocurrencia de última hora, sino que viene trabajándose con todas las partes implicadas desde el año 2021 -«con un contacto continuo con los profesionales», afirma Carriedo- y que verá la luz en un plazo de pocos meses.

Este proyecto de Sacyl para no desaprovechar el enorme potencial de la Cardiología salmantina responde a un concepto más amplio denominado como 'trasplante de órganos torácicos': un programa que incluye corazón, pero también pulmón (inexistente actualmente en Castilla y León), en una línea muy similar a cómo trabaja el Hospital Universitario de A Coruña, donde han acudido a formarse para este fin varios profesionales del Complejo Asistencial de Salamanca.

El programa se sostiene sobre dos pilares básicos del Hospital de Salamanca: el equipo de Cardiología, que -liderado por Pedro Luis Sánchez- ostenta cifras de actividad y eficacia que están en el podio de algunos ranking nacionales, y la figura del doctor Marcelo Fernando Jiménez, jefe de Cirugía Torácica e incluido durante varios años en la lista Forbes de los 100 mejores médicos de España en distintas especialidades.

El portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, fue preguntado al respecto durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta. El también consejero de Economía y Hacienda salió al paso de las críticas deslizadas desde Valladolid sobre las desventajas de «dividir» o «repartir» el actual número de intervenciones -que de por sí son bajas- entre dos hospitales de una misma comunidad.

Carriedo insistió en que «la Junta no va a dividir un programa para crear otro, sino fortalecer el que ya hay en Castilla y León». «Fortalecer supone sumar todos los esfuerzos y recursos de la Comunidad. Se trata de un programa de éxito, pero seguramente que cuando se puso en marcha, hace más de 20 años, también tuvo algunas críticas por parte de quien pensaba que no sería eficiente en su desarrollo. El tiempo nos ha dado la razón», defendió antes de recordar que «Salamanca tiene competencias excelentes en materia de Cardiología, de cirugía cardiaca y mucha experiencia en arritmias y hemodinámica».

Las condiciones, los plazos y los detalles de cómo Salamanca aumentará su capacidad trasplantadora se pusieron sobre la mesa en una reciente reunión entre la gerente regional, Violeta Martínez Pindado, y representantes de los diferentes servicios médicos y equipos directivos de ambos hospitales. En aquella reunión pareció haber entendimiento entre los salmantinos -que obviamente están ilusionados- y los vallisoletanos respecto a ese mensaje de «sumar y no dividir».

El argumento de quienes no bendicen que Salamanca active un programa de 'trasplante de órganos torácicos' tiene dos vertientes. Por un lado, la del corazón, y se basa en que el Clínico de Valladolid -después de 22 años de trayectoria- se mueve en cifras mínimas de actividad, por lo que 'repartir' el ya de por sí poco trabajo entre dos hospitales no contribuye a que los especialistas adquieran más destreza y esto repercutiría en los resultados de los pacientes. «Nadie entendería que con los buenos recursos que tenemos, no fuéramos capaces de trabajar en red», respondió ayer Carriedo, y es que la Junta se muestra convencida de que la clave radica, no en repartir cifras, sino en aunar talentos. No en vano, varios especialistas del Hospital de Salamanca llevan años acudiendo a distintos hospitales -punteros en el campo del trasplante cardiaco- para formarse y acreditarse para la realización de estos procedimientos. Incluso está sobre la mesa la posibilidad de reforzar la plantilla salmantina incorporando a profesionales experimentados. «El programa es de máxima seguridad», apuntan fuentes internas.

Si bien es cierto que desde 2020 -coincidiendo casi con el inicio de las gestiones para incorporar a Salamanca a este programa- los resultados del trasplante cardiaco en Castilla y León han mejorado notablemente, analizándolo de manera retrospectiva desde su inicio, los números estaban lejos de ser los ideales. De ahí que se valore como algo enriquecedor para todos poder contar con el potencial de la Cardiología salmantina.

Proximidad geográfica

Por otra parte, también se ha cuestionado que Castilla y León ponga por primera vez en marcha un programa de trasplante de pulmón, en lugar de derivar a los pacientes a centros de Madrid y Santander. En este caso, el argumento dado es que para los futuros trasplantados sería más 'cómodo' tener que viajar a otras comunidades autónomas que desplazarse hasta Salamanca.

Si por comunicaciones se entienden, exclusivamente, las conexiones ferroviarias, es cierto que la provincia de Salamanca se ha convertido en la peor, o una de las peores comunicadas de Castilla y León, pero varios de los profesionales salmantinos relacionados con los trasplantes, y consultados por este diario, puntualizan que «en Salamanca hay aeropuerto, en el hospital hay helipuerto y también hay carreteras». «Si todo se limitara a proximidad geográfica, aquí no habría llegado nunca el trasplante de páncreas-riñón, ni el de médula ósea, ni ser centro autorizado para terapias CAR-T. Sin embargo, viendo los resultados, no parece que los pacientes estén descontentos con Salamanca», zanjan.

Carriedo también fue cuestionado sobre estos argumentos extraídos de un extenso informe -con otras valoraciones positivas- elaborado por la Organización Nacional de Trasplantes. «Toda opinión es útil y nos debe ayudar. Nosotros actuamos siempre con criterios científicos y uno de esos criterios es poner al servicio de nuestro programa, todos los dispositivos que tenemos. Seguro que va a ser positivo y va a sumar», apostó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios