Borrar
Un trabajador de la construcción en una obra de Salamanca. ALMEIDA
La EPA aflora cientos de salmantinos parados no contabilizados en los tres últimos años

La EPA aflora cientos de salmantinos parados no contabilizados en los tres últimos años

El INE actualiza con los nuevos censos de población los resultados de la encuesta desde 2021 a 2023

Viernes, 26 de abril 2024, 20:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el primer trimestre de 2021, la Encuesta de Población Activa (EPA) estimó en 24.000 los parados de Salamanca. Tres años después, el Instituto Nacional de Estadística (INE) corrige aquella cifra y la eleva a 25.500 desempleados, 1.500 más. No solo lo ha hecho con aquella oleada de la EPA, sino también con las once posteriores. Así, si el pasado enero cifró en 15.900 los parados que había de la provincia al cierre de 2023, el dato para el cuarto trimestre del pasado año ahora es más elevado, 16.400. Serían medio millar más de los que se comunicaron en un primer momento. ¿Cuál es el motivo de que afloren ahora cientos de salmantinos en paro que la encuesta no tuvo en cuenta en los últimos tres años? En las pasadas semanas, el INE decidió actualizar los datos de la EPA a los nuevos censos de población y vivienda publicados en los últimos meses y referidos al periodo 2021-2023, en el que precisamente se registró un crecimiento demográfico en la provincia. Al aplicar los porcentajes de actividad y desempleo a los nuevos datos de población, en la mayoría de los trimestres aumentan los ocupados, pero también los parados.

Incluso aunque los datos de parados de los pasados tres años han empeorado de un único «golpe» y pese a que la Semana Santa coincidió en marzo, la cifra de desempleados del primer trimestre de 2024 en Salamanca es la más alta en dos años. El 12,4 % de la población activa de esta provincia, 18.500 personas, no tienen trabajo. Son 2.100 más que en el último trimestre del pasado año si se atiende a los datos de la EPA. Es la tasa de paro más elevada registrada desde los primeros meses de la pandemia.

La encuesta del INE muestra que en los tres primeros meses de este año desaparecieron en Salamanca 5.100 puestos de trabajo (-3,77%). Es la mayor destrucción de empleo en la provincia desde el verano de 2022. Los 130.300 salmantinos con empleo en el primer trimestre de este año representan la cifra más baja de ocupados que se registra en la provincia desde la primavera de 2021. En la comparativa interanual, la pérdida de empleos fue del 4,5% —6.100 menos—, mientras que los desempleados aumentaron un 15,6% —2.500 más— en los últimos doce meses.

Más ocupados en la construcción

Frente al desplome generalizado de la ocupación, la construcción marcó entre enero y marzo una de las cifras más elevadas de trabajadores desde la anterior crisis económica. La EPA estima en 12.000 los empleados del sector, cifra que desde 2010 solo se ha superado en los terceros trimestres de 2023 (12.700) y 2011 (12.500). Así, tan solo buscan trabajo en este ámbito 900 salmantinos. El resto de la población activa del sector ya los tendría. Por el contrario, en el sector primario se registró en los primeros meses de este ejercicio la menor cifra de trabajadores desde el verano de 2010. En la agricultura y ganadería son 5.900 los ocupados, un tercio menos que un año antes, cuando la EPA contabilizaba 8.900.

Pero la mayor destrucción de empleo se produce nuevamente en los servicios, ámbito en el que más salmantinos trabajan y el más afectado por la estacionalidad. Entre enero y marzo, desaparecieron en la provincia 5.600 puestos de trabajo en este ámbito, de tal forma que la cifra de ocupados fue la más baja desde el cierre de 2021. Llegaron a 7.900 los desempleados en el sector servicios, un 18% más que los últimos meses del pasado año (6.700). En la industria aumentaron los ocupados (800 trabajadores más en un trimestre) y los parados (200 más hasta alcanzar el medio millar). ¿Cómo es posible? Porque ha aumentado la población activa que busca trabajo en el sector.

Los empresarios piden apoyo

«Debe favorecerse el desarrollo empresarial mediante la adopción de estímulos de inversión, así como políticas económicas y tributarias eficaces y realistas que consigan contener definitivamente la inflación y el gasto público», reclamaba este viernes CEOE-CEPYME de Salamanca, a cuyo frente se encuentra Diego García, que apela a la «prudencia ante la desaceleración en la creación de puestos de trabajo». Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Salamanca (CES), Antonio Rollán, arremetió contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por la «irresponsabilidad» de su «reflexión» porque «no estamos ante el mejor escenario económico para sumar más inestabilidad, preocupación y desconcierto a las empresas, a las pymes y a los autónomos» que en el contexto actual «tienen que hacer un sinfín de números para llegar a fin de mes». Desde UGT Salamanca, Marcelino Muñoz, vuelve a reclamar a la Junta de Castilla y León medidas de apoyo a los sectores más castigados, concretamente para los parados de larga duración, las mujeres y los menores de 25 años. Por su parte, desde el Gobierno regional, el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, celebraba este viernes que la Comunidad tiene la tasa de paro más baja de los últimos 16 años y con el mayor porcentaje de mujeres trabajando, unos éxitos que no serían extensibles a Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios