09 agosto 2020
  • Hola

El Hospital de Salamanca, implicado en cuatro tratamientos ‘made in Spain’ contra las leucemias más mortales

El IBSAL coordina un proyecto dotado con casi 1,2 millones de euros | Investigadores salmantinos se embarcan en el reto de producir estos fármacos sin depender de la industria

10 dic 2019 / 15:49 H.

Salamanca se ha subido al tren de los ‘CART académicos’: las novedosas terapias celulares que curan los casos más difíciles de leucemia y linfomas, pero que son elaboradas directamente por hospitales e institutos españoles y así no dependen de la industria farmacéutica.

Las principales ventajas de estos fármacos de fabricación propia son un menor coste y que se aplican en necesidades no cubiertas por los CAR-T comerciales aprobados en Europa.

El hematólogo del Hospital de Salamanca y presidente de la Sociedad Española de Hematología, Ramón García Sanz, participa en un ensayo con un CART para el Linfoma de Hodgkin que coordina el San Pau y en el que participan también los hospitales de Pamplona, Murcia y Santiago.

Este linfoma es habitual en adolescentes y adultos jóvenes. Personas entre 15 y 30 años que, por lo general se suelen curar a la primera. Algunos pasan a la segunda línea de tratamiento y otros, en torno al 10%, no se curan, pasan por muchas terapias y por eso vamos a trabajar para ver si podemos darles un CART específico para ellos”, explica García Sanz. Se da la circunstancia de que no existe aún una terapia CART comercial para este linfoma “ni tampoco se atisba en el horizonte”, por lo que la sanidad pública española se ha marcado el reto de salir al rescate.

Ramón García Sanz: “Emplearemos un fármaco para un linfoma que afecta a gente joven y que no existe en el mercado”

El papel de Salamanca en este estudio consistirá en reclutar pacientes e infundirles el CART. “De momento está en fase de aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento”, aclara, pero podría empezar a probarse a lo largo de 2020.

Por otra parte, la hematóloga del Hospital de Salamanca Lucía López Corral será investigadora principal de un nuevo ensayo CART que emplea una tecnología de la Clínica de Navarra y el CIEMAT de Madrid, y en el que el IBSAL ha sido designado como coordinador: TranspoCART. Se trata de un ambicioso proyecto que trata de crear el CART sin tener que utilizar un virus para insertar el receptor quimérico, como se ha hecho hasta ahora. La previsión es que sea en el último año de duración de este proyecto cuando se empiece a tratar a pacientes con el nuevo fármaco.

El Instituto de Salud Carlos III concede para el desarrollo del proyecto 1.173.150 euros: prácticamente la misma cantidad que para el estudio en el que participa Ramón García Sanz.

El tercer CART de fabricación propia en el que hay investigadores salmantinos es un proyecto para tratar el mieloma múltiple con la presencia de Verónica González de la Calle.

El cuarto corresponde a una convocatoria de 2018 y en el que participa Dolores Caballero.

Gran parte de estos proyectos de terapia celular se planifican de manera colaborativa entre los distintos centros que forman parte de la red de terapia celular del Instituto Carlos III, en cuya junta directiva trabaja Fermín Sánchez-Guijo, responsable del área de Terapia Celular del Hospital de Salamanca.