Borrar
Mateo Serrano en una clase con Tintín, un cachorro de labrador. LAYA
«Jamás dejaría a un perro con un niño sin un responsable adulto»

Mateo Serrano, educador canino

«Jamás dejaría a un perro con un niño sin un responsable adulto»

Mateo Serrano trabaja desde hace 13 años en la escuela para perros que fundó su madre, tras formarse con profesionales en Madrid

Eva F. Illera

Salamanca

Viernes, 26 de mayo 2023, 12:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El joven Mario Serrano trabaja desde hace 13 años en su escuela para perros para poder ofrecer las mejores herramientas a las familias salmantinas que tienen a un peludo en su núcleo y quieren una convivencia pacífica tanto para el animal como para ellos.

¿Hasta qué punto considera importante su trabajo?

—Me parece importante porque hay que tener en cuenta que los perros no están diseñados para convivir en sociedad, sino para trabajar junto al ser humano y esto hace que puedan darse situaciones que generen conflictos en el futuro. Los perros agresivos, miedosos o reactivos que nos encontramos son así porque no se les ha preparado para vivir en sociedad; salen a la calle y se encuentran con infinitos estímulos a los que no tendrían que estar expuestos en su día a día y no va en su naturaleza.

¿Han experimentado un aumento con los años en la demanda del servicio por el incremento de perros?

—Más que con el aumento de perros, tiene que ver con que hay más información. La gente tiene más conciencia sobre los beneficios que tiene trabajar con un perro. Antes, además, los perros estaban en un patio o un jardín en el pueblo, pero ahora forman parte de nuestro núcleo familiar y eso hace que te des cuenta de que necesitas tener las herramientas para poder convivir bien.

¿Es necesario educar a un perro desde cachorro o se puede trabajar también con un perro adulto?

—Ojalá todo el mundo trabajara con su perro cuando es cachorro porque te evitas todos los problemas que pueden surgir en el futuro. De todas formas, no hay edad para trabajar con un perro. Por suerte a día de hoy nos encontramos con muchos perros adultos porque creo que el ser humano tiende a pensar que está capacitado para hacer todo y hasta que no se encuentra con un problema no pide ayuda. Tenemos muchos perros de modificación de conducta que trabajan igual de bien que un cachorro, pero sí es cierto que un cachorro es mucho más fácil.

¿Se han dado por vencidos alguna vez con algún caso?

—No, porque hemos hecho entender a las familias que su objetivo puede que no sea el objetivo que puede llegar a alcanzar el perro, que ese es el límite al que puede llegar el animal.

¿Se puede confiar plenamente en un perro para dejarlo con un niño?

—Yo jamás dejaría sin un responsable adulto a un perro con un niño porque no va a pasar, pero se puede dar una situación conflictiva que el perro no haya vivido nunca. Puede tener una mala reacción. Es labor del adulto responsable. El perro puede ser un ser vivo súper educado que de repente se incomoda y puede gruñir e incluso marcar. Además, el adulto puede llegar a comprender cuándo un perro está incómodo, pero un niño tiene menos conciencia.

¿Cuánto se tarda en educar a un perro?

—Con tres meses tienes a un cachorro bastante educado. En perros con problemas, que tengan un trauma desde cachorros, con menos de un año de trabajo no se puede convivir mejor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios