Borrar
Presencia de la lluvia en una procesión de la Hermandad del Silencio. ARCHIVO
El dato histórico que asegura que esta Semana Santa será pasada por agua

El dato histórico que asegura que esta Semana Santa será pasada por agua

Aunque la Aemet no arriesga a hacer aún una predicción, lo cierto es que en las últimas cuatro décadas la última semana de marzo ha sido lluviosa

Ángel Benito

Salamanca

Jueves, 14 de marzo 2024, 12:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Semana Santa de este año será lluviosa... por estadística. Aunque ningún meteorólogo se arriesga a predecir aún el tiempo que hará durante el periodo de Pasión más allá de la «inestabilidad» de esas fechas, lo cierto es que un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología que analiza cuándo ha llovido en los últimos 43 años en el periodo del 25 de marzo al 2 de abril. Aunque los expertos de la Aemet señalan que «no es una predicción», sí es una herramienta estadística que ayuda a valorar que esta semana está caracterizada por una «gran variabilidad climática».

En el caso de Salamanca se ha tomado como base para realizar el estudio, la estación situada en Matacán. Según estos datos, lo más habitual es que llueva en esa semana. Solo ha habido 2 años de la serie histórica recogida desde 1981 en los que no ha caído ni una gota. En cambio, en 9 años lo ha hecho en dos días y la peor de las opciones: en 9 años hubo presencia de precipitaciones en seis jornadas.

El análisis va más allá y detalla cuáles fueron los días más lluviosos en este periodo. El 30 de marzo, que en este año coincide con el Sábado Santo, día en el que están en la calle las procesiones del Santísimo Cristo de la Liberación, la Soledad y la Hermandad del Silencio, ha llovido en 22 ocasiones. Por contra, el que menos días ha habido que sacar el paraguas ha sido el 27 de marzo, Miércoles Santo en esta ocasión, que precisamente sale Jesús Flagelado, el desfile penitencial menos afectado por la lluvia. El 25 de marzo, Lunes Santo, y el 28 de marzo, Jueves Santo, serían los otros días en los que la estadística dice que más ha llovido en 21 ocasiones.

Los antecedentes tampoco son nada halagüeños si se observa la última vez que la Semana Santa coincidió en fechas similares a la actual. En la Pasión de 2013, que coincidió del 24 al 31 de marzo, la presencia de la lluvia con la procesión en la calle obligó a suspender siete desfiles o a recortar su recorrido para evitar que el agua dañase las imágenes de devoción. Vera Cruz, Universitaria, Amor y Paz y la Oración en el Huerto de los Olivos no pudieron ni salir de sus sedes canónicas.

Aunque la historia de las procesiones de Semana Santa en Salamanca se remonta a más de 500 años, si se tiene en cuenta el momento actual en el que vivimos la lluvia ha estado muy presente. En los 23 años que llevamos de siglo, tan solo ha habido siete años en los que todas las procesiones penitenciales han podido culminarse desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección. El último fue el pasado año, en el que se consiguió un pleno de las 18 cofradías. La mejor racha se vivió entre los años 2014 y 2017, ya que aunque en 2016 la lluvia tan solo hizo su aparición el Domingo de Ramos, sí obligó a modificar recorridos y a demorar una hora las salidas.

El año más negro que recuerdan todos los cofrades fue sin duda 2010 con la suspensión de hasta diez procesiones y ocho cofradías que ni siquiera llegaron a sacar a sus imágenes de los templos. Fue una Semana Santa para olvidar para las hermandades del Jueves Santo que suspendieron todos sus desfiles, a excepción de Amor y Paz; y el Viernes Santo, que, a excepción del Nazareno se quedaron todas en casa. Fue el año en el que la Virgen de la Soledad ni siquiera abrió la Puerta del Obispo para saludar a los devotos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios