Borrar
Los salmantinos observar el Enlace Real desde los televisores de una gran superficie ARCHIVO
Las curiosidades de una de las bodas más influyentes en Salamanca: merchandising, buses repletos... y una vaca muy especial

Las curiosidades de una de las bodas más influyentes en Salamanca: merchandising, buses repletos... y una vaca muy especial

Los Reyes celebran este 22 de mayo de 2024 su vigésimo aniversario

José Fuentes Rajo

Salamanca

Miércoles, 22 de mayo 2024, 19:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 22 de mayo es una fecha muy significativa para los Reyes Felipe y Letizia, ya que marca el vigésimo aniversario de su boda en 2004. Aquel día lluvioso, el entonces Príncipe de Asturias y Letizia Ortiz, una periodista asturiana, se casaron en una ceremonia retransmitida desde la Catedral de la Almudena. Esta boda histórica fue seguida por miles de personas en las calles de Madrid, quienes desafiaron la tormenta para celebrar el enlace de Felipe con Letizia, y por otros tantos miles a través de los televisores.

Letizia no sólo es la primera mujer que no pertenece a la nobleza que se convierte en princesa, sino también la primera española en ascender al trono desde el siglo XIX.

A lo largo de estos 20 años, los Reyes han experimentado una serie de alegrías, como el nacimiento de sus hijas, Leonor y Sofía, y desafíos significativos, como los sucesivos rumores de crisis que siempre han superado y desmentido juntos.

Como hemos dicho, uno de los momentos más memorables de su matrimonio fue el nacimiento de su primera hija, la Princesa Leonor, el 31 de octubre de 2005, seguido por la llegada de su segunda hija, Sofía, el 29 de abril de 2007. Otro evento crucial fue el 19 de junio de 2014, cuando Felipe VI fue proclamado Rey tras la abdicación de su padre, Juan Carlos. Este día especial reflejó la complicidad y el cariño entre los Reyes, consolidando su imagen de pareja sólida ante el público.

El último gran evento en su reinado hasta ahora fue el 31 de octubre de 2023, cuando la Princesa Leonor alcanzó la mayoría de edad y juró como heredera al trono, seguido por su formación militar en Zaragoza y los estudios de Sofía en Gales, dejando a los Reyes por primera vez solos en la Zarzuela.

La influencia de la boda de los Reyes en la sociedad salmantina por aquel 2004 no pasó de largo y las noticias sobre actividades relacionadas con la boda sucedieron desde el anuncio del compromiso, siendo las más importantes, la vaca 'Admirada', criada en Aldehuela de la Bóveda, de la Asociación Nacional de la vaca morucha como regalo de bodas, y los cantantes y músicos salmantinos que participaron en el Coro y la Orquesta que interpretaron las diferentes piezas musicales de la ceremonia en la Catedral de la Almudena.

Hubo otros intentos de participar de lleno en el enlace desde Salamanca, como el de la Denominación de Origen del 'Jamón de Guijuelo'que escribió una carta para que se incluyera este producto en el menú del enlace del Príncipe. No hubo respuesta de la Zarzuela, probablemente porque el menú fue encargado a un conocido restaurante de Madrid.

En febrero de 2004, Viajes Marsans sacó una oferta especial para el 21 y 22 de mayo para todos los salmantinos que quisiesen estar en Madrid el día del acto. En tan sólo un mes se completaron tres autobuses de 55 plazas, demostrando el especial interés de la ciudad en la Monarquía.

Los chicos del Centro de Atención a Minusválidos Físicos (CRMF), tampoco quisieron faltar al evento. Seis jóvenes con discapacidad auditiva prepararon un juego completo de escritorio compuesto por un vade, un portabolígrafos, una agenda, un portacanlendarios, un abrecartas y dos baúles con el escudo oficial de la corona.

Por otra parte, el escultor argentino Aldo Beltrocco, afincado en la localidad salmantina de Endrinal, comercializó en Madrid más de mil caretas de la pareja real tras recibir el encargo de modelar y realizar las máscaras de látex con los rostros del Príncipe y Doña Letizia.

Aunque, del mismo modo que los salmantinos se hicieron notar en el enlace de la Familia Real, la boda de los por entonces Príncipes tanto tuvo su repercusión en Salamanca, por ejemplo, la tienda «Cura Argüeso» abrió la veda a la comercialización de la ceremonia en la ciudad, llenando el escaparate de la sombrerería con calendarios, banderines, botellas y llaveros inspirados en la joven pareja.

Estos productos resultaron ser un éxito entre los consumidores, no sólo salmantinos, sino también turistas extranjeros que quisieron llevarse un recuerdo a casa del evento histórico.

El éxito del 'merchandasing' con la Boda Real tuvo efecto también en la vigésimo cuarta edición de la Feria del Libro, que se celebró aquel año en la Plaza de los Bandos. Obtuvieron un gran éxito en aquella muestra títulos como «Tú serás mi reina. Letizia Ortiz, una periodista camino del altar» de Ángela Portero y Paloma García Pelayo o «Princesa Letizia. Érase una vez...» de Carlos Recio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios