26 junio 2022
  • Hola

Cruz Roja retoma el Día de la Banderita, a favor de los desplazados ucranianos

Tras dos años de parón, esperan recaudar más de 18.000 euros

05 may 2022 / 19:27 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Tras dos años de parón obligado por la pandemia, Cruz Roja Salamanca vuelve este viernes y el sábado a las calles de la capital charra y también de Santa Marta para celebrar el emblemático Día de la Banderita. Una iniciativa que busca recaudar fondos que la entidad destinará íntegramente a atender las necesidades de los desplazados de Ucrania.

Jesús Juanes, presidente de Cruz Roja Salamanca, ha reconocido en la presentación que el Día de la Banderita “supone una inyección muy importante” para la entidad, que además da a conocer su labor diaria. Por ello, este viernes y sábado, de 10.30 a 14.30, un total de 23 mesas con más de medio millar de voluntarios (8 colegios, 9 cofradías de Semana Santa y distintas entidades vecinales, deportivas y sociales) se repartirán por la ciudad y Santa Marta (que se incorpora a la cita por vez primera) para recaudar fondos con las huchas para Cruz Roja en una joranda “lúdico-festiva”.

Juanes ha destacado la solidaridad y el compromiso de la sociedad salmantina y ha confiado en sobrepasar este año los 18.000 euros recaudados en la última edición del Día de la Banderita de 2019, cuando coincidió con días lluviosos que restaron participación. El presidente de Cruz Roja explicó que en otras ediciones se han llegado a superar los 25.000 euros de recaudación, por eso confía en la importante inyección económica para la ONG tras dos años de suspensión del Día de la Banderita.

La emergencia en Ucrania es el destino de los fondos este 2022 con el fin de que Cruz Roja Salamanca pueda dar atención y “una acogida de calidad” tanto a las personas desplazadas que han llegado a la ciudad por vías no oficiales y acuden a la entidad pidiendo ayuda o asesoramiento (que ya han superado el centenar), como para aquellas derivadas por el Gobierno (66 refugiados este mes), ya que tras la primera acogida de emergencia en la que se encuentran inmersos ahora, si desean afincarse en la ciudad, pasarán a viviendas con diferentes ayudas.

“Los refugiados ucranianos, en su mayoría mujeres y niños, llegan en un estado anímico muy complicado. Han recorrido Europa y llegan sin ánimo, exhaustos. Muchos llevaban semanas en un sótano. Por eso no sólo hay que darles lo elemental como es alojamiento, alimento, clases de español y ayuda con los trámites, sino también afecto y esperanza para encontrar una vida más cómoda”, ha destacado Jesús Juanes.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png