29 noviembre 2021
  • Hola

Confirmado un brote del virus ‘boca-mano-pie’ en Salamanca

Varios colegios y guarderías ya informan a las familias del elevado número de contagios | Discrepancia entre especialistas sobre si los niños contagiados pueden acudir a clase

26 oct 2021 / 11:01 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Los pediatras salmantinos confirman la existencia de un importante brote del virus ‘boca-mano-pie’ que está causando estragos en colegios y guarderías, aunque los profesionales recuerdan que “es una enfermedad benigna” y que en muchas ocasiones “se pasa sin ningún síntoma”.

Varios centros educativos de la capital han informado a los padres del aumento de los casos de este virus y recomiendan a las familias no llevar a sus hijos en el caso de que tengan síntomas, aunque en este aspecto existen ciertas discrepancias entre los propios médicos.

Muchos pediatras están recomendando a las familias no llevar a sus hijos a las aulas hasta que no desaparezcan los ‘granitos’. En cambio, otros especialistas recuerdan que “el periodo de transmisión de la enfermedad abarca desde mucho antes hasta mucho después del brote agudo, por lo que no tiene sentido aislar a los niños durante los cuatro o cinco días que tienen granos, ya que llevan días o semanas siendo contagiosos y lo seguirán siendo durante varias semanas más”.

Este síndrome es una enfermedad provocada, casi siempre, por el virus Coxackie A16, y el contagio se produce por el contagio con secreciones, sobre todo fecal-oral. Esto hace que sea más común entre niños de guardería, que todavía son incontinentes.

Los brotes hacen aparecer granitos en las manos, los pies y alrededor de la boca, además de presencia de úlceras dentro de la boca. “En los últimos años, muy recientemente, estamos viendo casos de niños que también tienen esas lesiones en los muslos y los glúteos”, añade el pediatra Javier Pellegrini.

Otro de los posibles síntomas es la aparición de fiebre, aunque en muchos casos los niños contagiados son asintomáticos. Pasan la enfermedad sin darse cuenta, pero sí pueden ser contagiosos.

“Esta es una enfermedad que cuando la pasas te inmuniza. Por eso, para que surjan nuevos brotes epidémicos hay que esperar a que haya un grupo de niños que todavía no sean inmunes y pueda darse esa transmisión como está sucediendo ahora, que estamos en mitad de un brote”, apunta el pediatra José Ruano. Precisamente el especialista es de los que considera que “no es necesario dejar de llevar al niño al colegio cuando aparecen los granitos, porque el alumno ya era contagioso durante la fase de incubación”.

Se caen las uñas

Los pediatras salmantinos aportan un dato importante para la tranquilidad de las familias y es que han contrastado que “al cabo de un par de meses de pasar la enfermedad, a algunos niños se les caen las uñas”, lo que puede generar alarma entre los padres que desconocen el motivo y no lo relacionan con el boca-mano-pie.

“Las uñas se van desprendiendo desde la matriz. Es la onicomadesis, pero ya tienen otra uña por debajo y no es preocupante. Lo importante es que los padres sepan que tiene relación con el virus que pasaron hace unos meses y que tiene una explicación”, argumenta José Ruano.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png