Borrar
Óscar Heredero y Alejandro Martín Parada realizan una cirugía de banco sobre el riñón.
Así es la cirugía de banco: la espectacular preparación 'vena a vena' clave en un trasplante renal

Así es la cirugía de banco: la espectacular preparación 'vena a vena' clave en un trasplante renal

El primer paciente trasplantado en Salamanca con soporte de un robot quirúrgico evoluciona perfectamente

Javier Hernández

Salamanca

Sábado, 27 de abril 2024, 18:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El primer paciente trasplantado de riñón en el Hospital de Salamanca mediante el robot Da Vinci ha superado las primeras 24 horas desde la cirugía sin ningún tipo de contratiempo y con el órgano funcionando perfectamente.

Todos los datos confirman que la cirugía de este viernes fue perfecta, aunque muy laboriosa.

Los doctores Óscar Heredero -izquierda en la imagen- y Alejandro Martín Parada -derecha- realizaron una 'cirugía de banco' para preparar el órgano antes de ser introducido en el cuerpo del receptor. «Los riñones tienen numerosas venas y arterias que son secundarias. Antes de colocar el riñón hay que realizar plastias. Es decir, hay que acometer reparaciones para dejar el órgano como si estuviera perfecto. Esas reparaciones consisten en ligar todas las arterias accesorias porque si se producen escapes de sangre de alguna arteria el órgano se echaría a perder. Es un procedimiento muy laborioso», explican los urólogos.

Los cirujanos recuerdan que las 48 horas posteriores a estas intervenciones son las más delicadas porque pueden producir accidentes vasculares que echen a perder la operación, pero la evolución del varón trasplantado en la mañana del viernes está siendo óptima.

El paciente puede ingerir líquidos y orinarlos, lo cual demuestra que el riñón está realizando su función.

Superadas esas 48 horas el seguimiento puede ser más relajado, pero no desaparece. De hecho, fuentes hospitalarias señalan que el ingreso se prolongará «durante al menos una semana porque hay que seguir controlándolo todo».

La otra parte de esta cirugía -la hermana que donó el riñón- también se encuentra en perfecto estado y ya puede comer.

Desde el servicio de Urología se muestran «muy orgullosos» por el desenlace de este trasplante, confiesa la responsable del servicio, María Fernanda Lorenzo, que apunta: «Ambos vivirán con un único riñón funcional a partir de ahora, pero se puede hacer una vida perfectamente normal».

«Los nefrólogos, que son los grandes especialistas del riñón, siempre nos apuntan que las recomendaciones para este tipo de pacientes son seguir unos cuidados de salud idénticos a los que tendrían que seguir todas las personas. No es nada diferente a lo que todos deberíamos hacer si quisiéramos cuidar correctamente nuestra salud», añade Lorenzo.

Bajo estas premisas, ambos hermanos podrán seguir trabajando, haciendo deporte y viviendo con total normalidad al cabo de un tiempo lógico para recuperarse de la cirugía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios