19 mayo 2022
  • Hola

Charo López: “He hecho tantas cosas y tan preciosas que no cabe la nostalgia”

“Con Chema de la Peña he entrado en territorios íntimos para recordar mi vida”, dice la intérprete salmantina

01 nov 2021 / 11:13 H.
Ver Comentarios

La actriz salmantina Charo López echa la vista atrás en el documental de Chema de la Peña “Me cuesta hablar de mí”, estrenado en la Seminci de Valladolid, que se emitirá en “Imprescindibles”, de La 2 de TVE.

“Hay muchísimas entrevistas profesionales sobre mí”, explica Charo López a LA GACETA, “a propósito de un estreno o de un rodaje: pero personales, no. Hemos entrado en territorios íntimos y me he visto leyendo cartas de amigos, de amigas, de amor... Ha sido una experiencia bastante difícil. Y muy agradable en muchos momentos. Me he metido a fondo en muchos recuerdos de mi vida: he tenido, en algunos momentos, tristeza y añoranza; en otros, lo he pasado muy bien y he entendido por qué he sido actriz. Ha sido una experiencia única y he ganado un amigo con Chema de la Peña”, añade la intérprete sobre el director salmantino.

Me encanta ser actriz. He hecho tantas cosas y tan preciosas que no cabe la nostalgia, aunque si ves un trabajo bien hecho como “Thelma y Louise” piensas que sería una alegría haber interpretado los papeles de Susan Sarandon o Geena Davis”. “El oficio”, prosigue, “me ha dado motivos de preocupación, aunque breves, cuando he tenido que improvisar en un escenario. Pero cuando detrás de mí hay un autor, un escritor o un guionista de cine no tengo miedo y me chifla interpretar un personaje. Eso no me cuesta nada”, apunta Charo López, que tiene en su mesilla de noche el Goya por “Secretos del corazón” y la Espiga de Honor de la Seminci de 2020.

La actriz piensa que le debe el oficio a su madre. “Creo que tiene que ver con la genética. Ella era muy cómica, exteriorizaba mucho y creo que tenemos mucha semejanza”, dice la intérprete, que no pudo acudir a la Seminci, al estar de gira y de vuelta a los escenarios con el barítono Luis Santana y el pianista Víctor Carbajo con programas como “Verso a verso”.

En “Verso a verso”, pormenoriza la actriz, “recitamos poetas diferentes, como los de la Generación del 27, y poetas actuales españoles. Y los variamos con frecuencia. Hay algunos textos que permanecen siempre porque a mí me emociona leerlos, como las “Nanas de la Cebolla”, de Miguel Hernández, y “En paz”, de Amado Nervo. A veces le digo al director, Luis Santana: “Hoy no los quiero leer; voy a llorar”. Y él me contesta: “Por eso, por eso; léelos”.

En “El alma desnuda”, el hilo conductor son los místicos. “Siempre que tocan los místicos me paso un día en crisis hasta que subo al escenario y veo que puedo con ellos. A mí me encanta recitar y vamos alternando, una canción cantada por el barítono con un poema que leo yo. Es algo que no había hecho nunca y tiene su técnica”, menciona Charo López.

“No es subir al escenario y leer”, explica la actriz, a quien le entusiasmaría venir a Salamanca con esta gira. “En casa memorizo los poemas, los grabo, los oigo... es un trabajo al que le dedico muchas horas”. “Y cuando termina el recital, cada noche, surgen las preguntas inevitables: ¿Cómo habré estado?, ¿habrá llegado la emoción al público? Cuando el patio de butacas está como si fuera de piedra, cuando el público no se mueve, no abre el bolso o no cambia las piernas de posición es cuando lo estás haciendo bien. Esa es mi medida”, confiesa Charo López.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png