Borrar
Una intervención quirúrgica en Salamanca.
Castilla y León, la que menos teme la ley antisanidad privada de la ministra

Castilla y León, la que menos teme la ley antisanidad privada de la ministra

La mayor cuantía que Sacyl emplea en el sector privado corresponde al contrato de ambulancias

Jueves, 30 de mayo 2024, 12:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El anuncio de la Ministra de Sanidad -Mónica García- de una nueva ley que limitará los conciertos que las comunidades autónomas firman habitualmente con la sanidad privada no genera especial inquietud en Sacyl. «Que no se pudieran concertar algunas operaciones con la sanidad privada para Castilla y León supondría que las listas de espera empeoren o, simplemente, no mejoren, pero para otras comunidades, y no precisamente gobernadas por el PP, puede hacer que se les caiga todo», apuntan fuentes de la Consejería de Sanidad.

Mónica García anunció una Ley de Gestión Pública e Integridad del Sistema Nacional de Salud que se abre a consulta y que, dice, pondrá fin «al lucro de las empresas privadas con la sanidad pública». Ese argumento de que el Partido Popular intenta beneficiar a la sanidad privada de forma premeditada es recurrente, tanto por parte del PSOE como de las asociaciones en defensa de la sanidad pública, pero en Castilla y León reiteran que el peso de la privada en la sanidad autonómica es mínimo. ¿Quién tiene razón?

El Ministerio de Sanidad publica un informe sobre 'Gasto sanitario público gestionado por las comunidades autónomas', en el que detalla que porcentaje de su presupuesto va destinado a conciertos con la sanidad privada.

Esta estadística deja algunos datos muy significativos. El más importante es el que confirma que Castilla y León es la comunidad que menos porcentaje de su presupuesto sanitario destina a conciertos privados: un 2,8%. En el otro polo de esta clasificación figura Cataluña (gobernada por una coalición entre ERC y el PSOE), que destina el 23,3% del gasto público en sanidad privada. No en vano, Cataluña tiene el doble de hospitales privados que públicos.

Cada vez que el consejero o distintos representantes de Sacyl han sido interpelados en las Cortes u otros foros de debate, la respuesta siempre ha sido que la Junta tiene el mínimo gasto de España en sanidad privada y que si se ha visto incrementado recientemente ha sido por el nuevo contrato de las ambulancias, que ha pasado de 605 vehículos a 706 y más de 463 millones de euros por un total de cuatro años.

Si lo que se analiza es, exclusivamente, el dinero empleado para operar a pacientes en clínicas privadas, el consejero de Sanidad -Alejandro Vázquez- explicó en la Cortes que durante el pasado 2023 solo se destinaron 7,9 millones de euros. «Apenas 8 millones en conciertos quirúrgicos sobre un presupuesto de 4.700 millones es un 0,16% de nuestro gasto sanitario. ¿Decir que un 0,16 es privatización no es demagogia ni hipocresía?», preguntó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios