Borrar
Un camarero sirviendo una caña en una terraza de la Plaza Mayor. LAYA
Bares y hoteles, motor de la mitad del empleo creado en Salamanca en marzo

Bares y hoteles, motor de la mitad del empleo creado en Salamanca en marzo

La hostelería sumó 602 trabajadores más el pasado mes para atender la demanda de Semana Santa y logró reducir el paro en la provincia

Miércoles, 3 de abril 2024, 09:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pese al mal tiempo, la Semana Santa ha vuelto a ser un fuerte impulso para el empleo en Salamanca. Este ha sido el marzo con menos parados desde 2005. Al acabar el mes, había 18.139 personas inscritas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), 288 menos (-1,56%) que en febrero y 1.035 (-5,40) menos que un año antes. Y bares, restaurantes y hoteles han sido el principal motor del empleo que se generó en marzo. Casi la mitad de los nuevos ocupados de la provincia, concretamente 602 de 1.214, encontraron trabajo en el sector de la hostelería, según los datos de la Seguridad Social. Es cierto que el ámbito sanitario y de los servicios sociales también sumó 246 nuevos trabajadores, pero muchos menos que las empresas vinculadas al turismo. Frente a ello, en la industria manufacturera —que va desde fábricas de alimentación hasta la producción de fármacos— se dieron de baja 269 ocupados.

El aumento de personal en la hostelería ha sido tal que, pese a los problemas que ha tenido durante los últimos años para cubrir puestos, el número actual de trabajadores en el sector solo se ha superado, según los datos de la Seguridad Social, en cinco ocasiones desde que existen datos —enero de 2009— y ha sido principalmente en verano, cuando más turismo recibe la provincia —agosto de 2019, julio de 2022, y mayo, julio y septiembre de 2023—. En esta línea, los datos del SEPE muestran un descenso de 214 parados (-1,55%) en las empresas de servicios. Aún así, en este sector, que es, sin ninguna duda, el que más peso tiene en la provincia, continúa concentrando tres de cada cuatro desempleados (75,75%), más de 13.700. También descendió el paro en el último mes en la construcción (29 parados menos) y en la industria (9), mientras que aumentó en agricultura (13).

Conforme a los datos del SEPE, en marzo se firmaron en Salamanca 5.898 contratos —4 menos que en febrero y 2.869 menos que un año antes—. De ellos, casi el 42% (2.472) fueron indefinidos. Sin embargo, los afiliados a la Seguridad Social en la provincia aumentaron en 3.383 personas. De ellos, dos tercios lograron un contrato indefinido a tiempo completo mientras que otro 21% (728) tendrían una jornada parcial. Y con los 243 más que se han sumado en el último mes, los fijos discontinuos se elevan ya a 4.464, un 70% más que hace dos años cuando entró en vigor la reforma laboral.

Por otra parte, la sangría de autónomos no cesa. En los últimos doce meses, se perdieron 209 trabajadores por cuenta ajena hasta quedarse en 25.347, un 0,8% menos que en marzo de 2023. Eso sí, son dos más que en febrero. «Hay que seguir trabajando para impulsar el emprendimiento, el autoempleo y para que estos datos positivos se mantengan a lo largo del año. Para ello, es imprescindible el apoyo de las administraciones públicas», subrayó ayer la presidenta regional de ATA, Leticia Mingueza.

Los empresarios, conscientes de que la tendencia positiva de empleo en marzo depende de la estacionalidad, reclaman cambios en las políticas económicas del Ejecutivo nacional. «El Gobierno tiene que frenar el endurecimiento en la fiscalidad empresarial, el aumento de los costes laborales y la aplicación de cambios regulatorios y en la normativa de efectos gravosos», reclama el presidente de CES, Antonio Rollán. «Se sigue elevando el salario mínimo, se intimida con reducir la jornada laboral y encarecer el despido. Todas las medidas que están tomando solo hacen que poner en riesgo la viabilidad de los negocios y acrecentar el desánimo empresarial», añade. Por su parte, CEOE-CEPYME Salamanca, con Diego García a su frente, pide medidas de apoyo al empleo estable y mejoras ferroviarias para impulsar la implantación de empresas. Considera «imprescindible promover un clima de seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y predictibilidad que genere confianza y permita consolidar las decisiones de inversión para avanzar en el proceso de mantenimiento y creación de empleo». Por su parte, UGT Salamanca, con Marcelino Muñoz al frente, se reclama a los servicios de empleo de la Junta más atención a los tres sectores más castigados: las mujeres, los jóvenes y los parados de larga duración.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios