Borrar
Escolares de Salamanca, por el centro de la ciudad tras concluir las clases LAYA
Bajada de la ratio mínima de alumnos para no restar aulas a los concertados

Bajada de la ratio mínima de alumnos para no restar aulas a los concertados

Educación reduce el mínimo de estudiantes por clase, especialmente en las zonas rurales

Domingo, 19 de febrero 2023, 18:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la última década los nacimientos en la provincia se han reducido en un tercio. Cada año es menor el número de niños que comienzan su proceso educativo y en todos los cursos se nota un descenso progresivo del alumnado.

La capital del Tormes no se libra de este descenso de la población escolar, pero es especialmente evidente en las zonas rurales de Salamanca. Aunque en algunos de los municipios más pequeños la Junta llega a mantener aulas con tres alumnos, a los centros concertados se les exige un mínimo de estudiantes matriculados más elevado para seguir con las unidades escolares de las diferentes etapas.

Ante el descenso de estudiantes que ya se prevé el próximo curso, la Consejería de Educación ha reducido esas ratios para que no tengan que eliminar clases que continúan siendo necesarias para escolarizar a los niños y adolescentes que viven en esas zonas de la provincia.

En un aula de Primaria o del segundo ciclo de Infantil, no se pueden superar los 25 alumnos ni en los centros públicos ni concertados. Estos últimos, si se encuentran en la capital del Tormes, tampoco pueden tener este curso menos de 19 niños por clase de Primaria. El próximo se rebajará a 18, según la resolución publicada este lunes en el Boletín Oficial de Castilla y León. En Ciudad Rodrigo se exigirán 19 —uno más que en la actualidad— y en Peñaranda, 17 —uno menos—, pero en el resto de la provincia —incluidos Alba de Tormes y Béjar— bastará con 14.

En el segundo ciclo de Educación Infantil —de 3 a 6 años—, la exigencia es menor. Es en los concertados de la capital en los que se requerirá un mayor número de niños por clase, un mínimo de 16 —los mismos que este curso—. Sin embargo, en Alba de Tormes se rebaja a 13, como en Béjar o Cabrerizos; en Peñaranda de Bracamonte se pide un mínimo de 14, y en el resto de municipios de la provincia en los que existan centros concertados bastará con 15 para no perder unidades escolares de Infantil.

Mientras que en Bachillerato, las ratios se mantendrán el próximo curso invariables: un máximo de 35 estudiantes y un mínimo de 25 en la capital o de 21 si es en otra zona de la provincia. Para el ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), tampoco se modifican los requisitos exigidos a los concertados de la ciudad de Salamanca: no más de 30 y no menos de 24. Sí cambian los mínimos en el resto de municipios de la provincia.

En Alba de Tormes, bastarán 18 adolescentes —uno menos que ahora— por clase para que el aula no se cierre. En Ciudad Rodrigo, se exigirán 21 —también uno menos—, y en el resto de la provincia se rebaja a 20, una ratio que también desciende en la misma medida respecto al curso actual. Por otra parte, para la formación profesional básica, Educación fija al menos una decena de alumnos por clase para todas las provincias de la Comunidad.

En los centros concertados en los que no se cumplan estos mínimos, Educación advierte que en los próximos cursos procederá a eliminar unidades escolares o, al menos, a concentrarlas siempre y cuando sea posible sin superar el número máximo de alumnos por clase.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios