Borrar
Imagen de los carros de comida que transportarán los nuevos robot y que tienen que ser recibidos, enchufados y repartidos. Almeida
Los ánimos están 'calientes' en el Hospital de Salamanca

Los ánimos están 'calientes' en el Hospital de Salamanca

El personal sanitario hace llegar a la Junta de Personal del área de salud de Salamanca una lista de serias protestas de trabajadores y pacientes

Javier Hernández

Salamanca

Martes, 18 de julio 2023, 12:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Junta de Personal del área de salud de Salamanca está recibiendo este verano diversas quejas por parte de los trabajadores de la sanidad salmantina: desde celadores a médicos, pasando por el personal de Enfermería.

Los celadores están molestos

La coordinadora C.T.S se ha encargado de trasladar el malestar de los celadores del Hospital por la forma en la que el Complejo 'despieza' los dos días de descanso que les corresponden semanalmente. «Hay celadores que se han pasado 57 días sin poder juntar sus dos días de descanso. Mientras que algunos descansan varios fines de semana en un mismo mes, otros no disfrutan ninguno», apuntan desde CTS, que sospechan de decisiones arbitrarias por parte de quienes configuran las planillas de descansos. «Se ha solicitado una reunión con el jefe de celadores y con los responsables de Gestión desde hace muchísimo tiempo, pero el Gerente nos da largas y esperamos poder tratarlo a través de la Junta de Personal», advierten.

El avance tecnológico causa enfado

Otra de las quejas surgidas en las últimas horas es la del personal de TCAE, que tiene que recibir formación de cara a la inminente llegada de los nuevos robots que transportarán material de lencería, cocina, etc. «La ley dice que el auxiliar recogerá la bandeja a la puerta de la habitación del paciente y la meterá en la habitación, pero la tarea de mover los carros con las bandejas es del pinche de cocina. Como aquí se están eliminando los pinches de cocina, ahora se le pide al TCAE que vaya a recibir al robot hasta la bahía y desplazar los carros -enchufarlo para regenerar la comida sería tarea de los celadores-, que son más altos que algunos trabajadores».

La pasada semana estaba convocado un curso de formación para TCAE pero muchas trabajadoras decidieron no presentarse «pese a la amenaza de tomar nota de los nombres de quienes se nieguen».

Falta de asistencia médica

La tercera queja -procedente en este caso de CSIF- tiene que ver con aquellos médicos rurales que salen de guardia. «Lo normal es que al salir de guardia se libre al día siguiente, pero entonces habría que cubrir esa ausencia y que alguien haga ese trabajo. La Gerencia no quiere cubrirlo, así que hay pueblos en los que el médico no va a acudir en dos semanas», apunta Alberto Molina, que añade: «Como mucho, tendrá que acudir el médico que esté de referencia, pero no le pagan la acumulación, sino los kilómetros».

Desde Sacyl responden: «Si se puede mantener ese saliente de guardia sin actividad no se programará nada, pero si es necesario, porque hay actividad, entonces sí se programará la cobertura. Se van a considerar todas las excepciones que sean necesarias, teniendo en cuenta que no es igual en verano que en otras fechas».

Quejas de pacientes

Si ya de por sí es incómodo estar enfermo y tener que compartir la habitación del hospital con otra persona, la situación se puede complicar si una de las camas de la estancia se convierte en un velatorio. «Se nos han quejado bastantes pacientes porque cuando alguien fallece, se está dejando el cuerpo del compañero de habitación para dar tiempo a que la familia se despida de él y a veces están así durante tres o cuatro horas», apunta personal TCAE de Medicina Interna.

Desde el Hospital de Salamanca aclaran que «tradicionalmente siempre se ha dado la oportunidad de que la familia se despida de un paciente fallecido antes de ser trasladado al tanatorio», y puntualizan: «Lo normal es que, si es posible, se traslade al paciente a una habitación individual antes de que fallezca para que pasen esos últimos momentos de una forma más íntima. En ocasiones no se puede trasladar a una habitación individual y se coloca una separación con el otro paciente. Se les da un tiempo, sobre todo si hay familiares de fuera de Salamanca que van a tardar un poco en llegar. Pueden ser unas horas», indican.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios