26 septiembre 2021
  • Hola

Adrià Salas (La Pegatina): “Este año los conciertos son reencuentros”

El grupo barcelonés actuó este martes en el CAEM

15 sep 2021 / 17:01 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Más de un millar de conciertos han hecho en casi dos décadas de La Pegatina unos acreditados embajadores de la fiesta con sabor español y latino. Color, diversión y un punto gamberro son los ingredientes que hacen imparable esta fórmula musical, nacida en Barcelona y ya consagrada por todo el mundo. Diez años después del mítico “Mari Carmen, Mari Carmen, tu hijo está en el afterhour”, Adrià Salas, cantante y compositor, hace balance del presente del grupo.

-¡A Salamanca han venido ustedes muy poco!

-Pues si... Recientemente actuamos en la Universidad en un programa de la SER. Y hasta entonces, solo una vez hace unos diez años, en una bar de conciertos. El escenario era muy pequeño, pusieron una tarima delante de otra y estábamos como en fila,. Unos sudores...


-El reto de que la gente no se ponga a bailar con su música tan festiva es algo serio. ¿Como lo han hecho?

-Hemos quitado un par de canciones más cañeras. Las interacciones con la gente, eso de “a la derecha, a la izquierda, ahora saltad”, cambian un poco, hay cosas que no se pueden hacer.

-¿Les cuesta controlar a la gente?

-En realidad no, el público es bastante responsable, y los organizadores suelen ayudar. Solo hemos tenido que pedir un par de veces a la gente que se sentase, y porque nos lo pidieron. Los músicos les damos mucha importancia a que todo salga bien, porque desde las instituciones y los medios se criminaliza súper rápido a la cultura cuando pasa algo. Los promotores se esfuerzan en buscar salidas a la situación y en esas ocasiones se llevan las críticas. Yo siempre agradezco a la gente que se comporte, porque de esa forma ayudamos a que regrese antes la normalidad.

-¿Cómo se prevé el resto de esta gira tan atípica?

-Nos quedan unos 40 conciertos, pero continuamente hay cancelaciones porque cambian las restricciones, o no se venden entradas suficientes... Ahora las producciones salen más caras al tener que instalar a menos gente en mas espacio. Un bolo que antes se pagaba a 12 o 15 euros ahora cuesta 30 o 40. Y mucha gente no puede pagar y tiene que ser más selectiva. Está complicado vender entradas, salvo que esté muy, muy de moda.

-Salir de gira en estas condiciones se ha convertido en una heroicidad para los grupos.

-Es peligroso, pero tienes que hacerlo. O sales, o hay que dejar el grupo..

-¿Qué sintieron en el primer concierto de la gira en Alicante?

-Fue la hostia. Salimos llorando de alegría. ¡Cómo lo echábamos de menos!. Fue muy emotivo.

-Estarían nerviosos....

-La gente nos decía que era difícil quedarse sentado con nuestra música. Y nosotros sufríamos, pensábamos que no era justo para la gente. Pero lo cierto es que el público así está más atento y disfruta igual.

-Dicen en su web que son “el mejor revulsivo emocional que puede haber encima de un escenario. Con lo necesitados que estamos, ¿han pensado en solicitar algún patrocinio de Sanidad?

-(Risas) Como una vacuna contra la depresión ¿no? Nosotros siempre hemos intentado que la gente se olvide un rato con nosotros de sus problemas, se les pasen todos los males y se vayan contentos a casa. No son conciertos, son reencuentros. También para nosotros, que después de tantos años, uno tiene amigos por toda España.

“Queremos que la gente respete las medidas. Desde las instituciones y los medios se criminaliza super rápido a la cultura”

-¿Esa terapia también les ayuda?

-Si, yo siempre digo que la alegría de nuestras canciones son como un mantra. Cantar canciones alegres, y muchas veces, ayuda a que tu vida sea más alegre. Nosotros nos aprovechamos de esto.

-Tuvieron que grabar su último disco por separado por culpa del confinamiento y con el productor dirigiéndoles por Zoom. ¿Eso ayudó o perjudicó al resultado final?

-Fue mejor que hacerlo al modo clásico. Con todos en el estudio la verdad es que se pierde mucho tiempo, Y de esta manera, cada uno en su casa, tenemos tiempo darle mil vueltas y dar lo mejor de cada uno sin la presión de los colegas al lado. Y el resto ya se lo come el productor, que está muy bien cuando es alguien en quien tienes plena confianza como Tato Latorre.

-¿Son de los que componen todo el rato o solo cuando toca?

-Generalmente me paso todo el rato con la guitarra cuando estoy en casa. Y si por la calle me viene alguna melodía, la grabo en el móvil y luego ya la maqueto en casa. Ya tengo de hecho un montón de ideas para el próximo disco.

-¿Y las canciones de la pandemia le han salido de un color especial?

-Sí, pero tampoco tanto. Si que me han salido más reivindicativas que en otros discos, me di cuenta escuchándolas después.

-Las colaboraciones se han convertido en una seña de identidad del grupo.

-Ya desde el principio era lo que nos diferenciaba del resto. Siempre me han gustado, porque es una forma de compartir con otros músicos ideas y formas de componer. Nosotros intentamos hacerle con gente menos conocida para echarles un cable y que nuestro público conozca otras bandas. El próximo disco, de hecho será entero de colaboraciones, tanto de Europa como de Latinoamérica.

-Han visitado 35 países durante los últimos 14 años. ¿Cuál diría que el público mas exaltado, el más cariñoso?

-Probablemente México. La gente te viene a recibir al aeropuerto y te despide llorando porque no saben cuándo volverás. Puedes ir de telonero y se han esforzado en aprenderse sus éxitos para cantarlos con nosotros. Eso es muy bonito, y en España no pasa.

-¿Y el más recatado?

-Jajajaja.. está complicado eso. Si tienes prejuicios, sorprende descubrir que el público de los Países Bajos es brutal. Y el del oeste de Francia es maravilloso, Y si en el norte de Italia tocas ska, se vuelven locos. Tal vez el público menos expresivo que hemos conocido es el belga. Pero luego te dicen que ha sido el mejor concierto de su vida y que han flipado. ¡Y no han bailado!.


-En países donde el idioma parece ser una barrera ¿notan que la música logra atravesarla?

-Si, claro. En China no entendían el inglés e íbamos con un traductor, un fan nuestro asturiano que traducía lo que decíamos desde el escenario. Y fue muy bien. En Japón un día con 45 grados nos quitamos la camiseta y luego nos dijeron que era una falta de respeto. Pero también que no habría sido tan grave si tuviéramos músculos y “tableta” en el abdomen“. ¿Pero esto qué es?.

-Con tanto viaje deben de tener anécdotas para varios libros.

-Si, jajajaa... Para nuestros 20 años queremos preparar un comic con todas nuestras anécdotas en países tan distintos., A ver qué editorial se anima. Pero anécdotas bien explicadas y sin censura. Que si ibas borracho, se dice y no pasa nada.

-¿Y qué lugares del planeta sueña La Pegatina conocer?

-Nos gustaría viajar por África. Y algo que tenemos pendiente es hacer una gira por Estados Unidos, una de las cunas de la música y que nos gustaría conocer .

-Pues a ver si en alguno de esos viajes se encuentran al hijo de Mari Carmen ya metido en vereda...

-Si por ahí anduviera... jajajaja, estará aún perdido en la fiesta..

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png