05 diciembre 2021
  • Hola

17.000 antivacunas salmantinos a los que persuadir mientras otros países les obligan

La inoculación de primeras dosis se estanca en Salamanca, con un 5% de la población mayor de 11 años sin inmunizar

10 oct 2021 / 21:30 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Uno de cada 20 salmantinos no se ha vacunado contra la covid y no tiene intención de hacerlo. Son casi 17.000 personas con más de 11 años, un 5% de la población de la provincia, las que han hecho oídos sordos a las reiteradas llamadas de Sanidad a inmunizarse para ganarle la batalla al coronavirus. Frente a ello, casi la mitad de los españoles, según el último Barómetro del CIS, considera que la vacunación debería ser obligatoria para todos.

Pese a la presión del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, para que se pueda exigir a los trabajadores que se inyecten el suero, el Ministerio de Sanidad no se lo plantea. Dado que el intento de Galicia de obligar a sus ciudadanos a vacunarse ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional, en Castilla y León se han decantando por que sea el personal sanitario el que utilice sus dotes de persuasión para convencer a los más reticentes de que deben vacunarse. Mientras tanto, en otros países, como Italia, Estados Unidos o Francia, han buscado vías legales para forzar al mayor número de población posible a vacunarse.

Ciertamente Salamanca cuenta con una elevada tasa de vacunación. Es la provincia de Castilla y León con más porcentaje de población tanto con una dosis (87%) como con la pauta completa (85%). En ambos casos es muy superior al nacional (80% y 78%, respectivamente) y también mayor que la media de cualquiera de las comunidades autónomas.

Cada día, la cifra de salmantinos con el primer pinchazo se acerca más a la de los que tienen las dos, y la curva de vacunación se aplana, porque quedan muy pocas personas que en esta provincia quieran o puedan recibir el suero. De los 45.500 salmantinos, un 13% de la población, que no han recibido ni un pinchazo, más de la mitad, unos 28.600 (8%), son menores de 12 años, a los que no se les puede inyectar aún ninguna vacuna. El 5% restante de la población, casi 17.000 salmantinos, serían quienes han preferido no protegerse, al menos con vacunas, de la covid.

De esos “antivacunas” que residen en la provincia, casi 5.900, el 35%, son treintañeros, y más de 4.700, otro 28%, tienen entre 40 y 49 años. A ellos, se suman otros 2.700 (10%) que tienen entre 50 y 59 años, así como otros 1.800 veinteañeros. En definitiva, casi todos ellos están en edad laboral.

De ahí, que, para evitar que el covid pueda volver a entrar en sus empresas y ponga en riesgo a sus plantillas, es la patronal precisamente la que apoya que la vacunación sea obligatoria tanto en las empresas públicas como en las privadas. Si bien algunos juristas interpretan que el artículo 14 de la Constitución impediría una medida de este tipo, otros argumentan que la actual Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública podría ampararla siempre que los jueces considerasen que la medida es ponderada ante la situación epidemiológica y una baja tasa de vacunación.

Dado que este no es el caso actual, sería necesario aprobar una nueva Ley Orgánica que recogiese su obligatoriedad, pero que, por ahora, el Gobierno no parece tener intención de promover. Así, frente a las negativas a inmunizarse, el portavoz de la Junta, Francisco Igea, respondió a este periódico el pasado jueves que lo que se está haciendo en Castilla y León es “estimular a través de nuestro personal sanitario para que informe de los beneficios de la vacunación a todos aquellos que han decidido no vacunarse”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png