Borrar
Un vehículo con remolque atraviesa el puente sobre el arroyo de la Vega, en la última inundación. EÑE
El pueblo salmantino que «tiembla» cada vez que hay tormenta

El pueblo salmantino que «tiembla» cada vez que hay tormenta

Calzada de Valdunciel sufrió una gran riada el día de San Antón. «La CHD no se hace cargo de su competencia», denuncia el alcalde

EÑE

Calzada de Valdunciel

Viernes, 10 de mayo 2024, 12:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con un ojo puesto en la bendición de los animales de San Antón y con otro en el inicio del desbordamiento del arroyo de la Vega. Así pasaron los vecinos de Calzada de Valdunciel el último episodio de inundaciones en su municipio que el alcalde, Román Hernández, califica como,«un problema serio que nos deriva la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) porque nos desmiente lo evidente y nos dice que los culpables somos nosotros».

Para el regidor de la localidad «gracias a la Diputación y a convocatoria de las ayudas para cauces se pueden solucionar este tipo de problemas y es importante mantener estas ayudas puesto que la CHD no se hace cargo de su competencia evidente, con lo que es bueno que lo haga Diputación».

Al igual que ocurrió en la gran avenida de agua de octubre 2007, el volumen de metros cúbicos que llevaba el regato el pasado mes de enero superó ampliamente su capacidad de dos metros de profundidad del cauce y también sobrepasó la calzada del puente que lo atraviesa, de manera que la infraestructura quedó sumergida bajo el agua, al igual que el parque público de los Miliarios y las calles colindantes en las que la lámina de agua había sustituido al asfalto.

«El abandono en el que están los municipios en este aspecto es escandaloso y el tema de cauces, gracias a Dios, lo ha asumido Diputación. En nuestro caso temblamos cada vez que hay una tormenta potente y si hay dos consecutivas ya sabemos que el regato se va a desbordar. Es un problema que tenemos todos los años porque se limpia y la temporada siguiente está igual o peor. Este regato de Calzada tiene escollera en las márgenes, pero el problema está en el suelo del cauce, que justo es lo que no se puede tocar». Cada año en Calzada de Valdunciel, gracias a la ayuda de cauces, el Consistorio limpia más de 3.000 metros cuadrados del tramo del casco urbano.

Las importantes crecidas periódicas que tiene el arroyo de la Vega dejan impresionantes imágenes de más de quince metros de anchura de la lámina de agua, a cada lado de las dos riberas en casi todo el casco urbano, partiendo en dos el municipio y dejando con un acceso precario y arriesgado a las naves y viviendas de la margen derecha.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios