Borrar
Vista desde una de las colinas del molino: Poveda de las Cintas, Peñaranda y las montañas. Holguera
El pueblo salmantino que va a explotar todavía más sus vistas infinitas

El pueblo salmantino que va a explotar todavía más sus vistas infinitas

El municipio va a crear dos rutas cargadas de recursos locales

Martes, 4 de junio 2024, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Todos los lugares tienen su encanto, y Poveda de las Cintas no se queda atrás. Este municipio del noreste de la provincia pronto pondrá en valor sus grandes recursos del paisaje gracias a la creación de dos rutas, una larga de 8 kilómetros y otra más corta, de cerca de 3,5 kilómetros.

Jorge Yagüe López, alcalde de Poveda de las Cintas, ha querido desvelar en exclusiva a través de LA GACETA el gran proyecto que van a poner en marcha para recuperar lugares conocidos por todos y que con la evolución de los tiempos perdieron su funcionalidad. Este fin de semana empezó la transformación del antiguo corralón de las vacas en un nuevo parque de árboles, que además tendrá una funcionalidad didáctica, ya que quieren enriquecerlo con rótulos en inglés, otra información e incluso juegos.

«El corralón de las vacas ya no se utilizaba, antiguamente, por la noche las vacas se las llevaban a ordeñar y aquí dejaban los animales de arar...», recuerda Jorge Yagüe.

En este espacio han plantado más de 40 árboles frutales y ornamentales, 37 donados por la Diputación y otros 8 por un vecino. «También vamos a poner bancos con la ayuda del Pacto para la Igualdad de Género», añade el regidor.

No obstante, el principal atractivo de las rutas serán las colinas del molino. «Mill hills», traduce el alcalde, porque utilizarán esas descripciones durante toda la ruta, con el fin de favorecer el aprendizaje del inglés en la localidad. Ambas elevaciones del terreno van a pasar a ser del Ayuntamiento gracias a la redistribución de tierras llevada a cabo tras la concentración necesaria para la construcción del canal que ya alimenta los cultivos de este y otros términos municipales. Desde estas cuestas «las vistas son impresionantes, se alcanzan a ver las montañas», describe el alcalde. Estos parajes son inservibles para su cultivo, no obstante conservan hierbas aromáticas. A su paso por la ruta hay parcelas que se han plantado con frutas del bosque, «berries», en inglés, que también servirán para el proyecto didáctico.

En la ruta también se encuentra el molino de Poveda, una joya del patrimonio local y el propio río Poveda, a cuyo margen el Ayuntamiento tiene 50 hectáreas de prados, además en el camino hay un manantial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios