24 enero 2022
  • Hola

Los ‘controles anti covid’ portugueses frenan la actividad en la frontera

La policía lusa pidió el certificado a ocupantes de vehículos españoles y de otros países, no portugueses, y de manera aleatoria | Los oñorenses temen la caída de ventas en Navidad

03 dic 2021 / 12:08 H.
Ver Comentarios

Tras el absoluto desconcierto de la primera jornada de entrada en vigor de las medidas de control de fronteras establecidas desde el pasado miércoles por el Gobierno portugués, los ‘controles anti covid’ frenan prácticamente en seco la actividad en la villa fronteriza de Fuentes de Oñoro.

“Nadie tiene claro qué es lo que van a exigir para entrar en Portugal y esto lo que nos tememos es la decisión del Gobierno portugués haya arruinado este puente festivo y, quien sabe, muy posiblemente la Navidad”, destacó este jueves el empresario oñorense Juan Luis Bravo.

Comercios, cafeterías, bares y restaurantes, e incluso las gasolineras, puntos de numerosa afluencia diaria de vecinos portugueses debido a los altos precios de los carburantes en el país vecino, lucían el jueves en Fuentes de Oñoro una imagen desalentadora, sin prácticamente clientes “en una época que tenía que ser muy buena, en la que la gente empieza a viajar y realizar compras para las próximas fiestas”, señalaban los comerciantes de Fuentes de Oñoro.

Mientras, en La Raya fronteriza entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso, agentes de la Guardia Nacional Republicana (GNR) realizaban controles aleatorios a los vehículos que llegaban para cruzar la frontera. Controles que no se realizan a los ciudadanos lusos, pero sí a todos los vehículos con matrícula española y muchos de los extranjeros.

“Nos han pedido el certificado de vacunación, y aunque sí que estamos vacunados, de las dos dosis, como no hemos traído el papel, pues no nos han dejado pasar”, afirmó un matrimonio salmantino que se vio obligado a darse la vuelta en la misma frontera.

No se exige PCR y test de antígenos a pesar de lo que figura en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores

Una regulación que forma parte de la declaración del “Estado de Calamidad” aprobado por el Gobierno portugués en la que se hace mención expresa a la solicitud de pruebas PCR y test rápidos de laboratorios para determinados viajeros, procedentes de países en nivel rojo o rojo oscuro de incidencia de la pandemia. Sin embargo, durante la mañana de ayer a ninguno de los viajeros que llegaron hasta la frontera la GNR portuguesa pidió más que un certificado de vacunación o recuperación.

“Es un desastre total, ni siquiera los mismos que tienen que pedir la documentación y cumplir la regulación tienen muy claro qué es lo que deben hacer”, señaló un vecino portugués que se acercó hasta el puesto fronterizo para ver si podían resolverle las dudas.

En cuanto a los trabajadores transfronterizos, que son muy numerosos en esta zona de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso, aseguraron que habían podido pasar con normalidad “aunque eso fue hoy, no sabemos qué puede ocurrir esta noche o mañana”.

De este lado de la frontera, la Policía Nacional establecía al mismo tiempo un control ordinario de fronteras, con la colaboración de agentes de la GNR y el Servicio de Extranjeros y Fronteras portugueses.

Unas restricciones que “están provocando que haya gente que se esté pensando en sí viajar a Portugal este puente festivo o directamente lo esté anulando y en la frontera vivimos de los viajeros que van de paso hacia Portugal y esto nos los quita”, señalaron los oñorenses.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png