23 agosto 2019
  • Hola

Las escombreras de la provincia que pasarán a la historia

La Junta inicia el sellado y restauración de 31 escombreras en 29 municipios salmantinos

15 jul 2019 / 17:03 H.

La Junta de Castilla y León ha iniciado los trámites para el sellado y restauración de 31 escombreras todavía existentes, aunque en su mayoría actualmente sin uso en 29 municipios repartidos por toda la provincia, un proyecto que supone la inversión de 350.000 euros a través de la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

El proyecto impulsado por la Junta tiene su origen en el convenio suscrito entre la Administración Regional y la Diputación provincial de Salamanca en mayo del pasado año por el que se establecía un marco de colaboración para el desarrollo de un programa para “la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes situadas en la provincia de Salamanca”.

En la propia redacción del convenio entre las dos administraciones se establece que la finalidad básica es la de “recuperar ambientalmente estas zonas, así como evitar que estos depósitos ilegales vuelvan a aparecer, impulsando acciones orientadas a que los residuos procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria se gestionen íntegramente a través de los circuitos de gestión autorizados, intensificando las labores de control y promoviendo la implicación activa de los ciudadanos en la consecución de dichas metas”.

En concreto, se incluye la restauración de las escombreras de los municipios de La Alameda de Gardón, Agallas, Alba de Tormes, Aldeaseca de Alba, La Atalaya, La Bastida, Berrocal de Huebra, El Bodón, La Bouza, El Cabaco, Campillo de Azaba, Carpio de Azaba, Cereceda de la Sierra, Cilleros de la Bastida, Ciudad Rodrigo, Colmenar de Montemayor, Dios le Guarde, La Encina, Fuenteguinaldo, Fuentes de Oñoro, Gallegos de Argañán, Garcihernandez (2), Horcajo de Montemayor, Ituero de Azaba, Montemayor del Río, Pinedas, Serradilla del Llano, Tordillos (2) y Valdelageve.

Para cumplir con el objeto del proyecto se procederá a la retirada y entrega al gestor autorizado de los materiales superficiales que se encuentren diferentes a los escombros, los desechos de la construcción o demolición de estructuras.

Una vez retirados estos materiales, se excavará una zona de la parcela para disponer de las tierras necesarias para ejecutar la capa de cobertura superior; posteriormente se aprovechará el hueco excavado para depositar parte de los escombros existentes, para continuar con la extensión de los montículos superficiales con escombros existentes en la parcela de manera que se genere una superficie continua y que permita su integración en el entorno.

Finalmente y en cada una de las 31 actuaciones previstas “se procederá al extendido de la capa de tierras como cobertura de los escombros extendidos, con un espesor mínimo de 25 centímetros, de manera que sirva como soporte adecuado para la revegetación de la zona de actuación”, dando así cumplimiento a lo recogido en el proyecto redactado por Joaquín Tapia Santos.