31 marzo 2020
  • Hola

La razón de que los portugueses acudan en masa a los pueblos salmantinos de ‘la Raya’

Fuentes de Oñoro encabeza la lista de municipios con más extranjeros | La falta de mano de obra en el campo y el ‘tirón’ de las fábricas chacineras, otros de los polos de atracción

22 feb 2020 / 11:29 H.

La búsqueda de mejores servicios sigue concentrando el empadronamiento de portugueses en los pueblos de La Raya. Prueba de ello son localidades como Fuentes de Oñoro, Aldea del Obispo, Puebla de Azaba, La Alamedilla, La Bouza y Trabanca que continúan encabezando la lista de los municipios con mayor porcentaje de población extranjera gracias a los muchos portugueses que deciden mudarse a ellos para disfrutar, fundamentalmente, de una mejor asistencia sanitaria.

Desde hace años, Fuentes de Oñoro lidera el ranking gracias a los 475 vecinos de otros países que se han trasladado a vivir allí, una cifra que representa casi el 40% de su población. Para su alcalde, Isidoro Alanis, la clave está en el carácter “abierto” de la gente de la localidad al tratarse de un punto fronterizo. “Aquí no existen barreras y eso hace que haya también muchos matrimonios mixtos entre españoles y portugueses”, afirma el regidor, que reconoce que la calidad de los servicios que hay en España sigue atrayendo a los vecinos lusos. “Necesitamos gente en los pueblos y por eso todo el mundo es bien recibido”, insiste.

“Necesitamos gente en los pueblos y por eso todo el mundo es bienvenido”, asegura Isidoro Alanís, alcalde de Fuentes de Oñoro

También Rosa Baz, alcaldesa de otra localidad de la Raya como es Aldea del Obispo, destaca el poder de atracción que tiene la sanidad española. “Por las mañanas cuando el médico pasa consulta en el pueblo muchas veces hay más portugueses que españoles”, reconoce. En esta situación tiene mucho que ver el estar apenas a un kilómetro del pueblo portugués de Vale la Mula. “La mayoría son jubilados que viven a caballo entre los dos países y eso hace que la convivencia sea muy buena desde siempre. De hecho, son uno más aquí”, asegura la regidora.

También los médicos que atienden estos pueblos fronterizos están acostumbrados a tratar con pacientes portugueses que prefieren la sanidad española a la de su país, con un sistema mucho más centralizado que a veces les obliga a realizar viajes más largos para recibir asistencia.