Borrar
Recolección de resina en un pino de Robleda. CASAMAR
La oportunidad perdida con la resina en Salamanca

La oportunidad perdida con la resina en Salamanca

La despoblación y la falta de ayudas impiden el despegue del sector | Robleda, con 245.000 pinos productores, solo consigue resinar 16.000 de ellos

Jueves, 16 de marzo 2023, 13:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La resina se ha convertido en una salida a la falta de empleo en otros puntos de Castilla y León pero no en la provincia de Salamanca en la que, a pesar de contar de manera más que suficiente con el recurso natural, la despoblación y la falta de ayudas por parte de las administraciones hacen que esta profesión no despegue.

De esta forma, mientras que en Segovia, la provincia en la que más empleo se crea en la actualidad, resinaron el pasado año más de 1,3 millones de pinos, en Salamanca se aprovecharon menos de 20.000 árboles, casi todos ellos en el término municipal de Robleda.

“Es una lástima que un pueblo que cuenta con más de 1.000 hectáreas de pinos, de ellas 700 hectáreas de árboles con la edad necesaria para resinar, tan solo haya tres personas trabajando en la actualidad”, señaló ayer el alcalde de Robleda, José Luis Varas.

Estas cifras suponen que solo en Robleda hay cerca de 245.000 pinos resineros de los que se podría obtener resina pero que tan solo se están explotando 16.000 de ellos. Esta falta de interés por un sector en auge en otras provincias puede deberse, según el propio alcalde, “a la despoblación, la fluctuación del precio, que aunque el año pasado estuvo alto todavía no se ha fijado para la próxima campaña, y la falta de ayudas por parte de las administraciones”, asegura José Luis Varas, “unas ayudas que venimos solicitando para que los resineros tengan ingresos durante el invierno, tiempo que aprovecharían para limpiar y preparar el monte”.

Sin ayudas, insiste el regidor de Robleda, “la gente desiste porque el sueldo es muy justo y el trabajo muy duro”. El sector resinero se encuentra bajo el control de la Fundación Cesefor, que cuenta con parcelas de control de la producción, “aunque en el caso de El Payo no se cuenta con datos debido al abandono de la labor por parte del resinero a mitad de la campaña, por lo que no podemos fijar la producción media de resina por árbol que sirva para atraer a los posibles interesados”, señalaron ayer desde el organismo que ni siquiera cuenta con datos “reales” del número de resineros, solo aparece registrado uno de ellos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios