16 octubre 2019
  • Hola

La Junta de Extremadura reclama ahora reabrir la línea ferroviaria sin vías de Plasencia a Salamanca

Quiere que Europa incluya la línea en el Corredor Atlántico y poder acceder a subvenciones

Béjar /
09 abr 2019 / 09:23 H.

La Junta de Extremadura ha propuesto al Gobierno central la reapertura del servicio de tren que, hace 34 años, unía las ciudades de Salamanca y Plasencia a través de la línea férrea entre Palazuelo y Astorga.

El Gobierno regional extremeño trabaja en un proyecto que será remitido al Ejecutivo para que Europa incluya esa línea en la red global del Corredor Atlántico perteneciente a la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), es decir, el conjunto de redes de transporte destinadas a facilitar la comunicación de personas y mercancías aunque en los trazados que afectan al transporte ferroviario.

Esa red incluye dos segmentos muy importantes como son el trayecto Irún-Salamanca-Vilar Formoso y, también, la línea Madrid-Badajoz-Lisboa y la propuesta de la Junta de Extremadura permitiría unir ambos segmentos ferroviarios mediante la reapertura del tramo entre Plasencia y Salamanca.

La propuesta parte de la base de que, tal y como ha reconocido la Junta extremeña, de la “imposibilidad técnica de reutilizar el antiguo y obsoleto trazado” que, de hecho, está siendo reconvertido en Camino Natural previo levantamiento de los raíles del tren y el acondicionamiento del trazado. La apuesta del Gobierno extremeño busca la reapertura del servicio mediante “una nueva línea ferroviaria convencional de altas prestaciones”.