14 diciembre 2019
  • Hola

La ‘fiebre’ por las consultas populares se extiende a otros dos municipios salmantinos

La posibilidad de recuperar las vaquillas festivas y la aprobación de la nueva ordenanza para prevenir el tabaquismo y el alcoholismo, respectivamente, centrarán las aportaciones

03 dic 2019 / 15:56 H.

La votación popular sobre la inclusión de las vaquillas en las fiestas de Doñinos de Salamanca ha destapado la moda de organizar consultas públicas para que sean los propios vecinos los que hagan sus aportaciones y den sus opiniones para tomar la decisión sobre algún asunto que suscita la polémica o preocupación ciudadana.

Éste es el caso de Aldeatejada y Carbajosa de la Sagrada que también abren las puertas a que el pueblo pueda plantear su postura respecto a la inclusión de vaquillas en los festejos locales y en el proyecto de ordenanza para prevenir el consumo de alcohol y tabaco en el municipio, respectivamente.

Por lo que respecta a Aldeatejada, y aunque hace más de veinte años que no hay festejos taurinos en el municipio, sí que hay algunos vecinos que han vuelto a plantear ahora la posibilidad de incluirlos en la programación festiva. Una decisión que según el alcalde, Enrique García, “tendremos que valorar si finalmente son más vecinos los que los demandan” y se podría consultarlo si lo plantean de forma más continuada “de cara a las próximas fiestas del Corpus del año que viene”.

No obstante, y aunque en principio no se trata de una prioridad para los responsables municipales, si finalmente la presión vecinal obligara al Consistorio a recuperar después de más de dos décadas las vaquillas festivas, en opinión del primer edil, no sería necesario celebrarlas en el pueblo, sino que se podría alquilar el festejo en una de las plazas existentes en la provincia y fletar un autobús para que los aficionados pudieran disfrutar de la fiesta respetando a los que no la comparten.

Posibilidad en la que también está inmersa Carbajosa con la elaboración de la nueva ordenanza “que no existía y va dirigida hace la prevención de alcoholismo y tabaquismo”, aseguran los responsables municipales. El objetivo es reforzar la normativa legal existente a nivel estatal para adecuarla al ámbito local y de esta manera, puntualizar algunos aspectos para adaptarlos y aplicarlos a Carbajosa.

En este sentido, y aunque desde el Consistorio insisten en que “no se ha detectado un aumento de consumo de estas llamadas ‘drogas institucionalizadas’ como son el tabaco y las bebidas alcohólicas”, la futura norma regulará la prohibición de aspectos concretos como la publicidad de este tipo de bebidas en dependencias municipales, centros sanitarios, educativos y deportivos, así como en instalaciones en las que se celebren actividades con menores de 18 años; además de no beber en la calle ni a una distancia menor de 100 metros de la entrada a los colegios, ni hacer ofertas, promociones o degustaciones. Con ello se pretende disuadir o evitar la captación de potenciales consumidores.

Motivos por los que los autores incurrirían en infracciones, que en función de la gravedad, estaría sancionada con multas de 30 a 600 euros para las leves y de 601 a 10.000 euros en el caso de graves o especialmente graves, a las que se sumará el cierre de actividad o del establecimiento hasta un máximo de 5 años.