23 septiembre 2020
  • Hola

Isabel Díaz Ayuso, en Candelario: “Estoy acostumbrada a la Inquisición. Se me cuestiona con cosas que inventa la izquierda”

Díaz Ayuso visita Candelario en sus cortas vacaciones tras liderar la gestión de la pandemia en Madrid y pasar la enfermedad. Sin perder contacto con su equipo, sigue trabajando a la vez que disfruta conversando con la gente

12 ago 2020 / 19:39 H.

La bella localidad de Candelario se ha convertido en un lugar atractivo para caras conocidas que visitan la villa para descansar y desconectar de la rutina. Nombres como Carmelo Gómez, Arturo Valls, Alberto San Juan, Vicente del Bosque, Belén Rueda, José Sacristán, Perico Delgado, Macarena Gómez o Daniel Grao han paseado por sus calles. La presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recupera fuerzas ahora allí tras la gestión de la pandemia.

–¿Qué motivo le trae de visita a Candelario?

–Soy una gran amante de conocer sitios, y otros veranos he estado en California, en Nueva York varias veces, Panamá, Ecuador, centro Europa o la Toscana. Sin embargo, esta situación es distinta porque lo hemos pasado muy mal y este verano quiero estar entre Madrid y Ávila por si pasa cualquier cosa. Voy a estar de vacaciones cuatro días y hemos decidido improvisar una pequeña escapada para estar con la gente e ir a los bares y restaurantes. Esta zona es preciosa y Candelario es uno de los pueblos más bonitos de España.

– ¿Es la primera vez que visita la localidad?

–Es la primera vez que visito Candelario pero no será la última y lo recomendaré mucho. Me gusta mucho la humanidad de los pueblos y creo que es el verano de “redescubre España”. El lunes salimos a cenar y estuvimos hablando con gente del pueblo, que es algo que me encanta.

–¿Cómo ha vivido la pandemia como presidenta de la comunidad de Madrid y paciente de COVID?

–Como presidenta ha sido lo más duro que un político puede vivir porque, al final, gestionas mucho dolor, situaciones sobrevenidas que jamás podías imaginar y, sobre todo, con la preocupación ahora de que se conjugue la economía con la salud, que es lo más importante. Lo he vivido con preocupación y con dolor pero también con la responsabilidad y las energías para mirar hacia adelante y buscar lo mejor para Madrid y para España. Y como paciente, sobre todo, me he sentido muy cansada y preocupada por si me podía afectar más. Tuve la suerte de ser de esos pacientes con síntomas muy leves. Sentí muchísimo cansancio, que me duró en la época de secuelas junto con tos y también perdí el olfato y el gusto. Con los meses se me está quitando la tos y el cansancio y, por eso, he tenido que parar un poco, ya que desde que fui candidata no he parado. Como consejo, recomiendo a los pacientes de COVID descansar y realizarse revisiones por si tienen secuelas.

–¿Cree que habrá otro confinamiento?

–No. Creo que va a haber confinamientos selectivos y dependiendo de la situación. Ahora tenemos que reforzar el sistema para que cuando haya un brote en un sitio se ponga en cuarentena pero el resto de la población pueda seguir con su vida normal.

–¿Cómo valora las críticas?

–Siempre digo que no estoy satisfecha con el trabajo realizado desde el momento en que murió una sola persona en Madrid pero hemos hecho lo mejor que podemos con las herramientas que contamos. Por ejemplo, Mañueco en Castilla y León lo está haciendo fenomenal y, de hecho, cuando me muevo por Ávila y Salamanca, la gente lo está haciendo muy bien en todos los establecimientos, se cumplen las distancias, las personas mayores llevan mascarillas. Un diez para el presidente y para los castellanoleoneses.

–¿Un político está preparado para vivir una situación así?

–Cuando fallecen tantas personas, es algo que te vas a llevar toda la vida contigo. A mí me ha tocado gobernar en el momento más difícil para Madrid. Uno no está en política para que las cosas sean cómodas, sino para hacerlas lo mejor que sabe y que puede. Esta situación tan difícil hace es que pienses en objetivos hacia adelante para que los ciudadanos sigan con su vida normal. Cuando todo esto salga bien estaré muy satisfecha y orgullosa de ser presidenta de la comunidad de Madrid por haberlo sido en el momento más duro.

–¿Qué lección de vida se lleva?

–Siempre he vivido así. Hay que vivir sin equipajes. Sin atarte a las cosas que no sirven, sabiendo colocar en un orden lo más importante con la familia y los amigos. No quiero mirar atrás ni lo que había, porque viene un nuevo Madrid, una nueva Castilla y León y una nueva España y vamos a conquistarlo.

–¿Qué opinión le merecen que el Gobierno “confisque” el superávit de los municipios?

–Me parece un mensaje terrible porque los ayuntamientos están pasándolo muy mal porque van a tener una bajada de impuestos y lo que tiene que hacer el Gobierno central es respetar la autonomía municipal ni tutelarles ni quitarles esos ahorros porque les deja sin recursos. El Gobierno es una maquinaria de poder en la que venden una cosa y luego ocurre por dentro otra. Venden un relato pero lo cierto es que los españoles no saben qué va a ser de su empleo, de su empresa, de su ERTE, si va a haber repuntes o cómo volver a clase. Te venden que lo tienen todo controlado sin gasto de reducción de ministerios ni de gasto público y gestionan con bastante ostentosidad.

–¿Cómo valora la situación que atraviesa la monarquía?

– Es una hoja de ruta que ya viene desde hace muchísimo tiempo en facultades y asociaciones afines a la izquierda promoviendo el debate de monarquía o república cuando los ciudadanos no estaban a esas cosas. En un momento tan difícil para España, me parece de una profunda deslealtad cambiar el país por la puerta de atrás con un debate que no es real porque la gente no lo está pidiendo. Tengo claro que ambos sistemas son perfectamente aceptables pero a España la república le ha sentado mal y bien, la Monarquía. Con Felipe VI, tenemos una institución garante, que une a los españoles y representa los valores de la Transición. Con respecto al Juan Carlos I, estoy acostumbrada a la Inquisición porque se me cuestiona por todo con cosas que inventa la izquierda. Por respeto a la Institución, por el servicio a España y por quién es, como poco, hay dejar que se hablen las cosas en un Tribunal, ya que además creo que por detrás hay una pretensión absoluta de desmembrar la unidad de España. El debate monarquía o república va a seguir alimentándolo hasta que estemos al 50% para llevarnos a un referéndum.

–¿Cuál es su opinión con respecto a la supuesta Caja B de Podemos?

–Yo abrí los Telediarios cuando me fui a un apartamento pagado con mi dinero en un hotel confinada y trabajando. ¿Dónde está en los medios públicos o afines al Gobierno este tema? Por una excusa menor se puso una moción de censura a Mariano Rajoy.

PALABRAS CLAVE