Borrar

S. Dorado

San Felices de los Gallegos

Viernes, 22 de marzo 2024, 20:33

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La primavera ha traído una inesperada y grata sorpresa a los habitantes de San Felices de los Gallegos, que amanecieron con pájaros de lana decorando todo el pueblo, incluidas sus ventanas. Así como Manolo García hacía pájaros de barro en su canción, ocho vecinos de San Felices los hacen de lana, nada más y nada menos que 181 coloridos gorriones, algunos en sus nidos y en casitas colgadas en árboles.

Pero eso no es todo: todavía están por llegar otros 80. Esta invasión de aves poco tiene que ver con la amenazadora imagen con la que Hitchock inquietó a toda una generación. Daniel Cangas, artífice de esta curiosa iniciativa de decoración callejera primaveral, tuvo como cómplices a Mere Redero, Pamela Tábarez, Arancha Redero, Amor Fuentes, Paqui Fuentes, Gabi Fuentes y Marisol de Tapia.

“Queríamos que nadie supiera lo que íbamos a hacer, que fuera una sorpresa”, y así fue. Daniel Cangas cuenta cómo durante semanas, los ocho vecinos ocultaron lo que tramaban incluso a sus familias. “Cuando venían a casa, tenías que esconder rápidamente medio centenar de pájaros que tenía por allí”, afirma.

El secreto se ha guardado celosamente: “Cuando nos veían recogiendo palos y nos preguntaban, decíamos que eran para leña”. La noche clave, de madrugada, se deslizaron sibilinos por las calles de San Felices, depositando los mullidos gorrioncillos adheridos a palos en lugares como los huecos de las piedras, balcones y rejas de ventanales. “Esa noche no dormimos”, explica Daniel. Los “Reyes Magos” tuvieron que regresar después de las fuertes lluvias, antes del amanecer. “Por suerte solo se habían desprendido dos pájaros”.

La decoración se recibía con ilusión y también algo de confusión a la mañana siguiente, al tiempo que los vecinos, por redes sociales, revelaban la noticia. “Se ha recibido con mucha alegría, la gente se los va encontrando por el pueblo, en sus casas, en sus calles; estamos súper contentos, porque queríamos dar este regalo al pueblo”, señala con satisfacción.

Ahora San Felices de los Gallegos tiene un nuevo atractivo turístico que visitar, y presume de una primavera a todo tren, en la que el gorjeo de los gorriones ha irrumpido de una forma totalmente inesperada. Y es que este entrañable gesto supone no solo un subidón de serotonina para los agradecidos vecinos, sino un aliciente para que los visitantes exploren San Felices.

Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino
Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

Gorriones multicolor anuncian la primavera en un pueblo salmantino