23 septiembre 2020
  • Hola

El tesoro prehistórico único en España que guarda Salamanca

El Arroyo de las Almas cuenta con particularidades y más de 600 grabados

09 mar 2020 / 16:17 H.

Aunque el yacimiento del Arroyo de las Almas fue descubierto en 2015, algunos de los investigadores que han dedicado su trabajo a recabar información y registrar el hallazgo, como Carlos Vázquez, aseguran que excavar sería interesante, ya que este yacimiento, próximo al de Siega Verde, arroja interesantes tipologías.

En él se encuentran por primera vez un tipo concreto de las llamadas “uñadas del Diablo” en territorio español, ya que hasta ahora solo se habían descubierto en la zona portuguesa del Duero. Estas manifestaciones artísticas del post-paleolítico son extremadamente difíciles de datar con precisión, aunque generalmente se sitúan hace unos 11.000 o 12.00 años, y son algunos de los más destacados descubrimientos entre los más de 600 grabados hallados en el yacimiento.

Mário Reis, arqueólogo de la Fundação Côa Parque, y Carlos Vázquez, investigador del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Salamanca son los autores de un reciente estudio publicado en la revista “Trabajos de Prehistoria” acerca del arte paleolítico en esta área de La Fregeneda, que se presume podría estar expuesta a riesgos que dañen su integridad.

El conjunto del Arroyo de las Almas ubicado en La Fregeneda, junto al encuentro de los ríos Águeda y Duero, alberga grabados con una amplia secuencia temporal que transcurre desde el paleolítico superior hasta nuestros días, recopilando un total de 21 motivos paleolíticos trabados por incisión e integrables en el Magdaliense, una de las últimas culturas esta etapa en Europa occidental caracterizada por los rasgos de su industria lítica y ósea.

En las figuras halladas predomina la temática zoomorfa sobre la abstracta, —sobre todo équidos y ciervos—, con una pobre presencia de signos, los cuales aparecen frágiles, según el estudio redactado por los expertos.

Futuras labores de muestreo podrían revelar nuevos grabados, especialmente en las zonas más abruptas a las cuales el acceso no es factible por el momento.

En el futuro cabría la posibilidad de hablar de su declaración como Patrimonio Mundial por la UNESCO, pero para ello sería necesario asociar el Arroyo de las Almas a otro yacimiento cercano, y calificarlo como una extensión del mismo, como así ocurrió con la declaración en 2010 de Siega Verde como extensión de Foz Côa.

El descubrimiento amplía a más de ochenta los enclaves del paleolítico superior al aire libre en la península ibérica, cifra que representa más del 30 % de las localizaciones con arte de esta naturaleza en el territorio.

PALABRAS CLAVE