14 diciembre 2019
  • Hola

El SOS de los nuevos grabados de arte paleolítico de La Fregeneda

El yacimiento del Arroyo de las Almas está a la espera de su declaración como BIC | Contiene más de 600 restos rupestres y peculiaridades únicas en el territorio español

02 dic 2019 / 11:17 H.

Desde que en 2015 se descubrió el yacimiento arqueológico del Arroyo de las Almas las pesquisas avanzan de la mano de Mário Reis, arqueólogo de la Fundação Côa Parque, y Carlos Vázquez, investigador del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Salamanca, ambos autores de un reciente estudio publicado en la revista “Trabajos de Prehistoria” acerca del arte Paleolítico en este área de La Fregeneda.

El estado actual de este yacimiento al aire libre, en lo referente a su protección y conservación, queda en manos de la Junta de Castilla y León, aunque hoy por hoy no hay medidas de seguridad que impidan su exposición a posibles deterioros.

Carlos Vázquez afirma que durante el actual desarrollo de su tesis doctoral ha pasado por el yacimiento y, aunque aparentemente no hay daños visibles, su compañero Mário Reis señala un posible acto de agresión. “No hay protección ninguna”, advierte.

El riesgo, según explica el investigador, es mayor en el caso de dos de las veinticuatro rocas debido a su sensible estado y fácil acceso. En cuanto a las zonas más abruptas, sugiere que “sería muy interesante enviar un equipo de excavación”. Esta ampliación en la investigación podría suponer una mayor certeza cronológica a la hora de catalogar los descubrimientos hallados. Aunque el yacimiento arqueológico toma de forma inherente su calificación como BIC, el proceso es lento.

Además, resulta incierto hablar de una posible declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dado que se trata de muchas manifestaciones artísticas y grabados concentrados en un pequeño espacio.

“Si declaran nuevos sitios siempre sería como extensión de otro cercano”, aclara. No obstante el investigador habla de un proyecto en ciernes que pretende reunir todo el arte Paleolítico de la Península Ibérica como Patrimonio Mundial.

La postura del alcalde de La Fregeneda frente al descubrimiento se inclina hacia la explotación turística, asegurando la zona y valorando la necesidad de tomar medidas de seguridad, aunque de momento no hay acciones en marcha.